Investigación

Aumenta el número de muertes de pacientes catastróficos por falta de medicamentos

Santo Domingo, RD. – Una nueva crisis en la Unidad de Alto Costo de Salud Pública tiene al borde del colapso a los pacientes. De acuerdo con una investigación realizada por el equipo de Desclasificado con Addis Burgos, en lo que va de año han fallecido ocho pacientes de hipertensión pulmonar por no recibir sus tratamientos de alto costo a tiempo.    

El Programa de Medicamentos de Alto Costo y Ayudas Médicas Directas (PMAC) cuenta con 15,000 pacientes de enfermedades catastróficas y actualmente las asociaciones de pacientes más importantes viven la incertidumbre de cerca de seis meses sin recibir los medicamentos que los mantienen con vida.

Los medicamentos que gestiona Alto Costo están pasando por una crisis que aumenta el número de muertes de personas que podrían rebasar sus diagnostico si tienen acceso a tratamiento, pero el constante desabastecimiento provocar cuestionar la funcionalidad del programa.

Al llegar a la unidad de Alto Costo los pacientes tardan entre cinco y ocho horas para recibir respuesta sobre su solicitud de medicamento, pese a que el sistema está creado para que puedan ser informados a través de un call center, el presidente de la Asociación de Pacientes Renales señala que es un servicio inoperante por lo que muchos de los pacientes con enfermedades catastróficas  tienen que apersonarse a las oficinas para agilizar los trámites y obtener información, pacientes de enfermedades reumatoides consideran un abuso el método debido al tiempo que deben permanecer parados o en posiciones incómodas que aumentan su dolor y malestar.

Problemas con los procesos

Los requisitos para entrar al programa de Alto Costo son: una constancia de la ARS en donde se especifique que ese medicamento no tiene cobertura, una carta de la DIDA y un certificado del fármaco a utilizar por parte de su médico, el problema radica en que los documentos tienen que ser sometidos desde cero cada vez que se agote un ciclo del tratamiento, lo que los mantiene estancados en protocolos. 

Una vez autorizado el ingreso al programa de alto costo deben recibir una carta de aprobación de modo que los hospitales procedan con el tratamiento, la queja es que la carta llega cuando muchos se encuentran en estado crítico irreversible debido al tiempo que los expedientes tardan engavetados. 

Julissa Cruz quien miembro de la Alianza Dominicana de Asociación de Pacientes, que agrupa a 21 fundaciones cada una con grupos de personas con enfermedades catastróficas o raras entre ellas: Esclerosis Múltiple, Lupus y Anemia de Fanconi, denuncia que hace más de dos años las nuevas solicitudes se quedan fuera, debido a que el programa está en su máxima capacidad cerrando las oportunidades de vida de cientos de personas lo que equivale a una catástrofe sobre otra catástrofe.

Costo de algunos medicamentos

El costo de los medicamentos para los pacientes de Artritis Reumatoide va desde los RD$57,000 pesos hasta un poco más de los RD$300,000. Por mencionar algunos, el Enbrel tiene un costo de RD$93,153.34, una caja de cuatro inyecciones cuya dosis es de una cada semana y la Stelara cuesta alrededor de RD$304,575.12, muchos de estos medicamentos se colocan semanales, quincenales, mensuales y en otros casos trimestrales dependiendo de la necesidad de cada paciente.

En el caso de los trasplantados renales hay dos medicamentos que tienen cerca de seis meses que no son gestionados, es el caso del Prograf XL y el Myfortyc 360 mg con un costo aproximado de 70 mil pesos pero cuando suelen pedirse llegan tan pocas unidades que la comunidad trasplantada queda desprotegida.

Para los pacientes de Hipertensión Pulmonar, el Bosetán es uno de los medicamentos que actualmente  tiene cerca de seis semanas sin ser entregado a los pacientes, el Riociguat que supera los 200 mil pesos al mes es otro inalcanzable para los enfermos. Pero ojo, el hecho de que un paciente reciba sus medicamentos en las primeras semanas, no le asegura que sea así la próxima vez, generando una inconsistencia en los tratamientos que como resultado genera un millonario gasto al estado pero no consigue proteger a los pacientes de la muerte.

La Fundación de Hipertensión Pulmonar confirma que los fallecimientos de afiliados han promediado de siete a ocho por año hasta el 2018, sin embargo del   2019 en adelante el incremento de muertes ha sido alarmante dejando solo en lo que va este de este año ocho muertes.

Eddis Castillo como paciente de diálisis desde hace más de dos décadas, lleva años tratando de que medicamentos para el control de la Hormona Paratiroidea (PTH) entren al catálogo de Alto Costo, ya que hay pacientes con altos niveles que superan los 5,000, cuando el rango debería rondar los 80 picogramas por mililitros y los medicamentos oscilan entre 15 mil y 45 mil pesos.

Falta de compromiso

Los protocolos implementados por el gobierno no están marchando a la velocidad que necesitan los pacientes que dependen de un medicamento que de no ser tomado provoca un retroceso irreversible de la enfermedad. 

En la medida en que aumentan las muertes por falta de entrega de los medicamentos de alto costo, cuando un paciente recibe la noticia de que el medicamento que lo mantiene estable no está, la angustia de saber que pueda desencadenar en la muerte afecta considerablemente su estabilidad emocional y respuesta inmunológica.   

El gran problema de Alto Costo es que no ha sido capaz de mantener una cabeza operativa que logre desaparecer este mal antes de que termine acabando con la vida de cientos de personas a la espera de su medicamento, la gerencia es la parte más importante, lo que no siempre es garantizada, abundan las críticas de que algunos gerentes no son conscientes de su rol y gana el puesto un dirigente con méritos políticos, los miembros de las asociaciones piden ser escuchados y reclaman al congreso institucionalizar el programa de alto costo mediante una ley que garantice los debidos fondos.

Más contenido por Redacción CDN