Talibanes arrestan periodistas cubrían manifestación en Kabul

 

Kabul, Afganistán.- Los talibanes dispararon al aire para dispersar a los manifestantes y arrestaron a varios periodistas, utilizando mano dura para disolver manifestaciones.

Es la segunda vez en menos de una semana que el grupo utilizó tácticas de mano dura para disolver una manifestación en la capital afgana.

Los manifestantes se reunieron frente a la embajada de Pakistán para acusar a Islamabad de ayudar en el asalto de los talibanes a la provincia de Panjshir.

Los talibanes dijeron que se apoderaron de la provincia, la última que no está bajo su control, después de su bombardeo a Afganistán el mes pasado.

El gobierno anterior de Afganistán acusó rutinariamente a Pakistán de ayudar a los talibanes, una acusación que Islamabad ha negado.

El exvicepresidente Amrullah Saleh, uno de los líderes de las fuerzas anti-talibanes, fue durante mucho tiempo un crítico abierto del vecino Pakistán.

Decenas de mujeres se encontraban entre los manifestantes y llevaban carteles en los que lamentaban el asesinato de sus hijos por parte de combatientes.

Anteriormente, tropas de las fuerzas especiales talibanas dispararon al aire para poner fin a una protesta en que mujeres afganas que exigían igualdad de derechos de los nuevos gobernantes.

En un caso, los talibanes que agitaban rifles Kalashnikov tomaron un micrófono de un periodista y comenzaron a golpearlo con él, rompiendo el micrófono.

Posteriormente, esposaron y detuvieron al periodista durante varias horas.

“Esta es la tercera vez que los talibanes me golpean para cubrir protestas”, dijo uno de los periodistas agredido.

“No volveré a cubrir una demostración. Es demasiado difícil para mí".

Asimismo, los talibanes detuvieron a un periodista del popular TOLO News de Afganistán durante tres horas antes de liberarlo junto con su equipo.

Talibanes investigan 2,000 afganos intentaron huir

Mientras tanto, en la ciudad de Mazar-e-Sharif, cuatro aviones fletados para evacuar a unos 2,000 afganos que huían del régimen talibán seguían en el aeropuerto.

Se cree que la mayoría de los pasajeros son afganos sin los documentos de viaje adecuados.

Por ello, los talibanes dicen que están tratando de averiguar quiénes de los 2,000 que se estima tienen documentos de viaje válidos.