Internacionales

El rey Carlos III demanda a Elon Musk por culpa de Twitter

Rey Carlos III demandó a Elon Musk por culpa de Twitter
Rey Carlos III demandó a Elon Musk por culpa de Twitter

Desde su llegada a la red social Twitter, Elon Musk no deja de estar envuelto en problemas: además de los miles de despidos en la empresa, ahora se le suma una demanda por parte de la Corona Real de Gran Bretaña. Ahora, el rey Carlos III demandará al magnate.

Crown Estate, organismo encargado de gestionar los bienes de la familia real británica, anunció que denunciará a la red social estadounidense Twitter por el incumplimiento de pago de alquiler de su sede en Londres, informó The Daily Telegraph.

Tras dicha demanda, ambas partes tienen conversaciones con fin de lograr un acuerdo. Sin embargo, si bien todos los rótulos y logotipos de Twitter se retiraron de la oficina londinense, la empresa de Musk sigue ocupándola.

Las oficinas de Twitter en Londres

La deuda de Twitter por no pagar los alquileres de sus oficinas

En diciembre de 2022, The New York Times informó que la red social del pajarito llevaba semanas sin pagar el alquiler de ninguna de sus oficinas. Desde entonces, el dueño de la sede de Twitter en San Francisco también inició acciones legales contra la empresa con el objetivo de cobrarse su deuda.

Este año, el dueño de la sede de dicha ciudad, se presentó ante la corte alegando que Twitter debe SD 136.260 por el alquiler impago de la oficina. La demanda se refiere a la oficina de Twitter en el Hartford Building, y no a su sede en Market Street, en San Francisco. En ella se afirma que Twitter incumplió el contrato de arrendamiento de sus instalaciones en la planta 30 del edificio Hartford “al no pagar el alquiler adeudado”.

La falta de pago también se trasladó a Gran Bretaña y, la semana pasada, Crown Estate, presentó una demanda contra Twitter en el Tribunal Superior de Londres, según informaron medios británicos. Los atrasos corresponderían al alquiler de un espacio de oficinas ubicado cerca de Piccadilly Circus en el centro de Londres.

El organismo encargado de gestionar los bienes de la familia real británica, contactó previamente a Twitter sobre la falta de pago en el alquiler del espacio de oficinas en Air Street, y al no recibir respuesta, decidió emprender acciones legales.

Más contenido por Andrés Tovar