Resto del Mundo

Presidente chino ordenó contener el brote de coronavirus antes de conocerse su gravedad

El mandatario dispuso tomar medidas contra el virus antes de confirmar que se contagiaba

De acuerdo con un análisis publicado por la revista china «Qiushi», el presidente Xi Jinping ordenó tomar medidas contra el problema al menos dos semanas antes de que se confirmara el 20 de enero, que el coronavirus podría transmitirse de persona a persona.

En la publicación se incluía un discurso del 3 de febrero de Xi, mantenido secreto al Comité Permanente del Politburó del Partido, el máximo órgano dirigente en China, en el cual el líder asiático alude a una reunión de ese órgano el 7 de enero, el mismo día que se identificó el virus y donde reconoce haber ordenado contener a un patógeno que desde entonces se ha cobrado más de 1.700 vidas y ha infectado a más de 70.500 personas, reseña El País.

“Emití órdenes durante una reunión del Comité Permanente el 7 de enero para contener el brote. El 20 de enero di órdenes especiales sobre los trabajos para impedir y controlar la epidemia, y dije que teníamos que estar muy atentos a ello”, afirmó Xi en el discurso que publica Qiushi.

Le puede interesar: China amplía cuarentena en Hubei en un nuevo intento para contener el coronavirus

Entre esa fecha y el 20 de enero, cuando el prestigioso epidemiólogo Zhong Nanshan admitió que el coronavirus se transmitía de persona a persona, las autoridades locales de la provincia de Hubei (el foco de la epidemia) estaban centradas en una gran reunión política anual que se desarrollaba esos días y no querían crear una alarma pública que pudiera estropear esa cita.

El día 19, el alcalde de Wuhan, la capital de la provincia y donde comenzaron los contagios, organizaba una gran comida colectiva para 10.000 familias en un espacio cerrado. La idea era dar sensación de normalidad, aunque es probable que ese evento contribuyera a propagar la enfermedad.

El 20 de enero Xi, habló públicamente del coronavirus. “El reciente brote de una nueva neumonía por coronavirus en Wuhan y otros lugares debe tomarse en serio”, dijo sobre una enfermedad que para entonces ya se había extendido a otras regiones de China y al menos otros tres países: Tailandia, Japón y Corea del Sur.

Esta declaración confirmaba que el presidente chino ha estado al frente de la gestión de la crisis sanitaria, pese a haber estado alejado de la vista de los ciudadanos durante días después de que estallara la crisis.

La cara pública, en cambio, la han puesto el primer ministro, Li Keqiang, al frente del grupo de coordinación de la crisis y que a diferencia del líder sí ha viajado a Wuhan, y la viceprimera ministra Sun Chunlan, en lo que la prensa oficial china ha descrito como una gestión “colectiva” del problema.

Leer también: Catorce estadounidenses evacuados del crucero dan positivo por coronavirus

Por otra parte, entre las medidas tomadas por las autoridades se encuentra la prohibición completa del tráfico rodado y pedestre en Hubei, para tratar de impedir nuevos contagios.
Sin embargo, se establecen excepciones para los vehículos oficiales, de policía, ambulancias y aquellos que cumplan servicios públicos o transporten bienes imprescindibles. También se ha prohibido a la población abandonar sus complejos residenciales, salvo casos de enfermedad.

Periódicamente se comprobará el estado de salud de los ciudadanos, para tratar de detectar y aislar lo antes posible cualquier positivo, según indica una nota oficial divulgada este domingo.

Fuente: Globovisión

Más contenido por Redacción CDN