Resto del Mundo

La ONU denuncia el aumento de víctimas civiles por «fuego amigo» Afganistán

OTAN y fuerzas afganas han matado más civiles que los insurgentes

La Misión de la ONU en Afganistán (UNAMA) denunció este martes que en la primera mitad del año se ha duplicado el número de muertos civiles en bombardeos de la OTAN y de las fuerzas afganas en Afganistán respecto al mismo período de 2018, con un total de 363 fallecidos, 89 de ellos menores.

La «UNAMA continúa expresando su preocupación por el aumento de civiles afectados como resultado de operaciones aéreas», con un total de 363 muertos -«más del doble» que el mismo período anterior- y 156 heridos, aseguró el organismo en su informe sobre víctimas civiles en el conflicto afgano durante la primera mitad de 2019.

Según el documento, más del 83% de los muertos y heridos por bombardeos se debieron a ataques de las fuerzas internacionales en Afganistán, el 9% a las fuerzas aéreas afganas y el 8% restante no pudo ser identificado.

Según el informe, 717 civiles fueron asesinados por «fuego amigo» de la OTAN y las fuerzas afganas durante la primera mitad de este año, cifra superior a los 531 civiles muertos a manos de los militantes a los que combaten la OTAN y el ejército afgano, según publica la BBC.

El director de la UNAMA, Tadamichi Yamamoto, avisó que el objetivo principal es el de «víctimas cero», como se acordó este mes en Doha durante las conversaciones entre representantes estadounidenses, de la sociedad afgana y de los talibanes.

«Todo el mundo escuchó el mensaje claro y alto por parte de los delegados afganos en las conversaciones en Doha: ‘¡Reducid las víctimas civiles a cero!», subrayó Yamamoto en el informe, que llamó la atención a todas las partes para que cumplan el compromiso. Además remarcó que entre el total de víctimas civiles totales, alrededor de un 30% son menores, con 327 muertos y 880 heridos.

El principal motivo de víctimas civiles siguen siendo los combates terrestres, con un 33% del total, con 289 muertos y 985 heridos, mientras que las operaciones aéreas suponen el 14%.

Tras casi dos décadas de conflicto, Afganistán se encuentra en una etapa de cierto optimismo debido al avance de las negociaciones entre representantes estadounidenses y los talibanes, que insisten en la necesidad de que EE.UU. retire sus tropas cuanto antes del país para que el diálogo de paz entre en una nueva fase.

Las fuerzas militares estadounidenses en Afganistán, a través de su portavoz, el coronel Sonny Leggett, desafiaron los métodos y conclusiones de la UNAMA. «Las fuentes con información limitada y motivaciones contradictorias no siempre son creíbles», ha dicho el coronel Leggett sobre el reporte. Legget ha dicho que el ejército de EE.UU. investiga todas las denuncias de bajas civiles en lo que es un «entorno complejo». Los talibanes también han rechazado las conclusiones del informe realizado por la misión de la ONU en el país.

Fuente: Agencias.