Príncipe Andrés pierde títulos militares por demanda de abuso sexual

Príncipe Andrés pierde títulos militares por demanda de abuso sexual

Isabel II de Inglaterra ha despojado al príncipe Andrés de sus títulos militares y de los patronatos reales que asumía este, según ha anunciado el palacio de Buckingham.

La medida se produce después de que un juez de EE.UU. diera luz verde para que el duque de York tenga que enfrentarse a una demanda civil de Virginia Giuffre por mantener relaciones sexuales cuando esta tenía 17 años.

“Con la aprobación y el acuerdo de la reina, las afiliaciones militares y los patronatos reales del duque de York han sido devueltos a la reina".

"El duque de York seguirá sin asumir ninguna función pública y está defendiendo este caso como ciudadano privado”, explica el comunicado del palacio de Buckingham.

El príncipe, que ocupa el noveno puesto en la línea de sucesión al trono británico, fue fotografiado este mismo jueves accediendo a su residencia del Royal Lodge conduciendo su propio vehículo.

Además de los títulos y patronatos  que le ha quitado, Isabel II ha avanzado que su segundo hijo no volverá a ejercer funciones públicas.

Y, tal y como indica Hello!, el príncipe tampoco volverá a usar su condición de alteza real, según una fuente palaciega.

Este nuevo giro dramático se produce horas después de que más de 150 veteranos militares escribieran un carta abierta a Isabel II para pedirle que despojara a su segundo hijo -y dicen que su favorito-  de sus cargos militares honoríficos.

Los militares le hacían esta petición a la reina en su calidad de jefa de Estado y comandante en jefe del ejército, la marina y la fuerza aérea.

Llegado este punto judicial, consideran "insostenible" que el duque de York mantuviera sus cargos.

Una rápida respuesta

Análisis de Sean Coughlan, corresponsal de la realeza británica

La respuesta del Palacio de Buckingham fue rápida y casi brutal.

La familia real se está distanciando firmemente de las consecuencias tóxicas de las acusaciones contra el príncipe Andrés.

Tendrá que defenderse de Virginia Giuffre como un ciudadano privado, no habrá más Su Alteza Real en este caso judicial.

Se afirma que esto fue de mutuo acuerdo, un paso al costado en lugar de algo impuesto.

Pero los títulos militares y los roles reales irán a otros miembros de la familia, lo que significa que no volverán al príncipe Andrés, independientemente del resultado del juicio.

Se está cerrando la puerta a la vuelta a la vida pública.

Todavía no está claro si esto se aplica a su papel constitucional como "consejero de Estado", uno de los cuatro miembros de la realeza que pueden asumir los deberes oficiales de la reina en caso de que la monarca no se encuentre bien.

El caso judicial seguirá siendo noticia y habrá preocupaciones de que podría nublar un año de jubileo, pero esta decisión inequívoca ya habrá respondido a las inevitables llamadas para que lo retiraran de sus funciones públicas restantes.

El príncipe Andrés ha negado rotundamente haber actuado mal, y sus representantes dicen que pelear el caso es una "maratón y no una carrera".

Aunque esto debe sentirse como una retirada enorme y rápida.

Deshonor

“Si se tratara de cualquier otro oficial militar de alto rango, sería inconcebible que todavía estuviera en el cargo”, dice una carta que 150 veteranos han enviado a la reina

“Si se tratara de cualquier otro oficial militar de alto rango, es inconcebible que todavía estuviera en el cargo”, reza la carta enviada el día después de que un juez de Manhattan rechazara los argumentos del príncipe Andrés para desestimar la demanda por agresión sexual de Virginia Giuffre en su contra, que el duque niega.

El palacio también ha dicho que no tenía comentarios que hacer sobre esta misiva.

El padre de Eugenia y Beatriz de York estuvo más de dos décadas al servicio de la Marina Británica.

Con 19 años comenzó a formarse en la academia militar Britannia Royal College de Dartmouth.

Completó su aprendizaje en la unidad de helicópteros Walfare Instructors y en la academia para oficiales de Camberley.

Llegó a ser nombrado mejor piloto de la Real Estación de Aire Naval en 1981 y consiguió el grado de comandante.

El duque llegó a ser calificado por la prensa británica como “héroe de las Malvinas” por su participación, como piloto de helicóptero, en el conflicto que enfrentó al Reino Unido con Argentina.

Los nombramientos militares del duque estaban en suspenso después de que renunciara a sus funciones públicas en el 2019.

Pero aún conservaba  títulos honoríficos de ocho regimientos británicos, incluida la Guardia de Granaderos, donde ostentó el título de coronel.

Títulos militares

Sus otros títulos militares son:

  • comodoro aéreo honorario de la RAF Lossiemouth;
  • coronel en jefe del Regimiento Real Irlandés;
  • coronel en jefe del Small Arms School Corps;
  • comodoro en jefe del Fleet Air Arm;
  • coronel real de los Royal Highland Fusiliers;
  • subcoronel en jefe de los Lanceros Reales (Queen Elizabeths' Own)
  • coronel real del Regimiento Real de Escocia.

Los veteranos agregan en su carta: “Los oficiales de las fuerzas armadas británicas deben adherirse a los más altos estándares de probidad, honestidad y conducta honorable. Estos son estándares que el príncipe Andrés no ha cumplido. Es difícil no ver, cuando los oficiales superiores lo describen como 'tóxico', que ha desacreditado los servicios con los que está asociado".

Y los militares prosiguen con dureza:

“Por lo tanto, le pedimos que tome medidas inmediatas para despojar al príncipe Andrés de todos sus rangos y títulos militares y, si es necesario, que sea dado de baja de manera deshonrosa”.

La carta, cuya dureza puede haber convencido a Isabel II que había llegado el momento de deshonrar a su hijo, concluye con una solicitud directa y personal a la reina:

“Entendemos que es su hijo, pero le escribimos en su calidad de jefe de Estado y comandante en jefe del ejército, la marina y la fuerza aérea. Estos pasos podrían haberse tomado en cualquier momento en los últimos 11 años. Por favor, no lo demore más”.

El juez Lewis Kaplan rechazó el pasado miércoles la moción presentada por la defensa de Andrés, que argumentaba entre otras cosas que un acuerdo económico que la demandante, Virginia Giuffre, alcanzó en el 2009 con el fallecido magnate Jeffrey Epstein, protegía también al príncipe.

Así que este seguirá envuelto en largos y vergonzosos procedimientos legales cada vez más penosos en el futuro inmediato.

La decisión del magistrado llegó después de una vista oral celebrada la semana pasada en la que los abogados del hijo de Isabel II defendieron que ese pacto, por el que Giuffre recibió medio millón de dólares, blindaba a Andrés ante la justicia al cubrir a otros "potenciales acusados" en la presunta trama de tráfico sexual de menores liderada por Epstein.

Ahora Andrés sigue rodando cuesta abajo con todos los deshonores.

Con información de Begoña Corzo Suárez (La Vanguardia) y BBC

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorMami Jordan acusa a Toxic Crow de disparos propinados a su vehículo
SiguienteConani tiene bajo protección niño era maltratado por su madre