Internacionales

Países de la Unión Europea cierran su espacio aéreo para Rusia

La posición de la mayoría de los países bálticos no es nueva, pues durante la primavera de 2021 decidieron tomar una sanción similar a las aerolíneas bielorrusas, país aliado de Putin desde donde las fuerzas rusas lanzaron una avanzadilla el jueves para tomar Chernóbil. Esta decisión se tomó después de que el presidente de Bielorrusia, Aleksandr Lukashenko, obligase a aterrizar en Minsk un vuelo de Ryanair de la ruta Atenas-Vilna para arrestar a un periodista acusado de disidencia que viajaba a bordo. Respuesta rusa La extrapolación en este conflicto ha posicionado a numerosos países al rededor del mundo en contra de Rusia. Es que caso de Bulgaria, Polonia y la República Checa, quienes mostraron un firme descontento con la invasión rusa a Ucrania. Como consecuencia Moscú ha tomado la decisión de cerrar su espacio aéreo a estos países. "En relación con las decisiones hostiles de las autoridades de aviación de Bulgaria, Polonia y la República Checa, a partir del 26 de febrero de 2022 a partir de las 15:00 hora de Moscú (13.00 GMT), las compañías aéreas de estos estados o las registradas en ellos están sujetas a restricciones en los vuelos a territorio ruso, incluidos los vuelos de tránsito a través del espacio aéreo de la Federación Rusa", señaló la Agencia Federal de Transporte Aéreo rusa.
La posición de la mayoría de los países bálticos no es nueva, pues durante la primavera de 2021 decidieron tomar una sanción similar a las aerolíneas bielorrusas, país aliado de Putin desde donde las fuerzas rusas lanzaron una avanzadilla el jueves para tomar Chernóbil. Esta decisión se tomó después de que el presidente de Bielorrusia, Aleksandr Lukashenko, obligase a aterrizar en Minsk un vuelo de Ryanair de la ruta Atenas-Vilna para arrestar a un periodista acusado de disidencia que viajaba a bordo. Respuesta rusa La extrapolación en este conflicto ha posicionado a numerosos países al rededor del mundo en contra de Rusia. Es que caso de Bulgaria, Polonia y la República Checa, quienes mostraron un firme descontento con la invasión rusa a Ucrania. Como consecuencia Moscú ha tomado la decisión de cerrar su espacio aéreo a estos países. "En relación con las decisiones hostiles de las autoridades de aviación de Bulgaria, Polonia y la República Checa, a partir del 26 de febrero de 2022 a partir de las 15:00 hora de Moscú (13.00 GMT), las compañías aéreas de estos estados o las registradas en ellos están sujetas a restricciones en los vuelos a territorio ruso, incluidos los vuelos de tránsito a través del espacio aéreo de la Federación Rusa", señaló la Agencia Federal de Transporte Aéreo rusa.

El espacio aéreo que conecta Rusia con el resto de países comienza a verse afectado por la numerosa cancelación de vuelos.

Este sábado han sido los países bálticos –Lituania, Letonia, Estonia y Rumanía– quienes han anunciado que cerrarían sus fronteras aéreas a las aerolíneas rusas, suspendiendo todos los vuelos que procedan del país. Una decisión que se suma a las que ya han tomado Polonia, República Checa, Bulgaria y Reino Unido.

Los operadores de telefonía búlgaros dijeron que tomaron esta medida en solidaridad con la población de Ucrania y su comunidad en ese país, que se calcula es de entre 200.000 y 300.000 personas.

No se aplicará a «los vuelos humanitarios y a los de urgencia»

Por su parte Rumanía ha especificado que dicha decisión no se aplicará a «los vuelos humanitarios y a los de urgencia», según un comunicado la Autoridad Aeronáutica Civil Rumana.

La posición de la mayoría de los países bálticos no es nueva, pues durante la primavera de 2021 decidieron tomar una sanción similar a las aerolíneas bielorrusas, país aliado de Putin desde donde las fuerzas rusas lanzaron una avanzadilla el jueves para tomar Chernóbil.

Esta decisión se tomó después de que el presidente de Bielorrusia, Aleksandr Lukashenko, obligase a aterrizar en Minsk un vuelo de Ryanair de la ruta Atenas-Vilna para arrestar a un periodista acusado de disidencia que viajaba a bordo.

Respuesta de Rusia

La extrapolación en este conflicto ha posicionado a numerosos países al rededor del mundo en contra de Rusia. Es que caso de Bulgaria, Polonia y la República Checa, quienes mostraron un firme descontento con la invasión rusa a Ucrania. Como consecuencia Moscú ha tomado la decisión de cerrar su espacio aéreo a estos países.

El viernes Rusia tomó la misma medida con respecto a las aerolíneas británicas, que también aplicaron restricciones a las compañías aéreas rusas.

Macron advierte «La guerra durará»

El presidente francés, Emmanuel Macron, alertó este sábado a sus ciudadanos de que «la guerra durará». Por lo que pidió tener «determinación» y avanzó que se está preparando un plan para afrontar sus consecuencias.

Advirtió de que el conflicto, «decidido de forma unilateral» por el presidente ruso, Vladímir Putin, tendrá «consecuencias» sobre el sector agrícola, por ejemplo en las exportaciones de vino y de cereales.

Macron anunció que el Gobierno francés está preparando un «plan de recuperación» para los sectores que puedan quedar más afectados. «Estaremos aquí para acompañar a nuestros agricultores», aseguró.

Israel traslada a su personal diplomático de Ucrania a Polonia

Israel trasladará a su personal diplomático en Ucrania al lado polaco de la frontera, desde donde cruzarán diariamente a territorio ucraniano para continuar con la evacuación de israelíes.

«El ministro de Exteriores, Yair Lapid, instruyó al personal de la embajada de Israel en la ciudad de Lviv, en el oeste de Ucrania, que se trasladara al lado polaco de la frontera».

Más contenido por Rosa Reyes