Internacionales

La edad es un número: Maestra defiende encuentro íntimo con estudiante

Una maestra fue juzgada luego de que ella admitiera sostener un encuentro íntimo con un estudiante de 15 años y argumentar que «la edad solo es un número».

Los hechos ocurrieron en Gales (Reino Unido), reseña Daily Mail. En esda ciudad, la maestra identificada como Rebecca Williams, de 21 años sostuvo relaciones sexuales con un estudiante de 15 años y admite no arrepentirse. Principlmente porque asegura que la edad «solo es un número», según declaró el fiscal Richards Edwrads ante el tribunal de Mold Crown.

Rebecca Williams, la maestra llevada a juicio

Informes indican que, todo comenzó cuando Williams contactó al menor por medio de sus redes sociales y comenzó a hablarle durante varias ocasiones. Poco a poco se desencadenó un coqueteo muy subido de tono.

Posteriormente, la docente pasó en su auto por el joven y lo llevó a su casa en donde vieron televisión algunas horas, justo antes de dirigirse a su habitación para tener relaciones sexuales.

A pesar de que pareció ser consensuado, el joven se quedó a dormir, sin embargo, argumentó que poco después se sintió muy incómido en todo momento.

Después, volvieron a tener otro encuentro en el que tuvieron intimidad, pero ante la insistencia de la maestra por contactarlo en línea, el joven se vio obligado a bloquearla de todas las aplicaciones en las cuales la tenía agregada.

Posteriormente, comenzaron a surgir rumores en el colegio de que la maestra se acostó con uno de sus alumnos, por lo que el director la citó para interrogarla, a lo que ella negó rotundamente.

Sin embargo, al hablar con el joven, éste aceptó haber tenido relaciones sexuales con su maestra durante el año pasado.

Se declara culpable de su encuentro íntimo…pero satisfecha

Rebecca trató de defenderse en el tribunal diciendo que “la edad es solo un número”, pero aún así fue acusada por actividad sexual con un menor y abuso de un puesto de confianza.

La fémina se declaró culpable, lo cual la libró de prisión. No obstante, en su audiencia de este martes 29 de marzo, se le prohibió volver a trabajar con niños y fue boletinada por diez años como delincuente sexual.

Además, deberá cumplir con 12 meses de rehabilitación, 150 horas de trabajo no remunerado y una multa de 576 libras esterlinas.

Más contenido por Redacción CDN