Internacionales

Guatemala: condena a 16 años a expresidente por corrupción

Guatemala: condena a 16 años a expresidente por corrupción
Guatemala: condena a 16 años a expresidente por corrupción

Ciudad de Guatemala (AP) — Un tribunal encontró culpable de asociación ilícita y caso especial de defraudación aduanera al expresidente guatemalteco Otto Pérez Molina y a la exvicepresidenta Roxana Baldetti. Les impuso una condena de 16 años en prisión y una multa de más de un millón de dólares.

El caso fue uno de los más emblemáticos de la extinta comisión contra la impunidad de las Naciones Unidas en Guatemala y obligó a Pérez Molina a renunciar al cargo en 2015 antes de finalizar su período. Desde entonces ha estado preso.

El expresidente enfrentaba tres cargos por los delitos de asociación ilícita, defraudación aduanera y por enriquecimiento ilícito. El tribunal absolvió a Pérez Molina y a la exvicepresidenta de este último, aludiendo que la fiscalía no había probado cómo se incrementó el patrimonio de los acusados. Pero los encontró culpables de haber liderado la estructura que defraudó al Estado.

puede leer:

Además de los dos condenados otros 16 integrantes de la estructura entre particulares y ex empleados aduaneros fueron condenados a penas entre 7 y 13 años de prisión.

Al conocer el pronunciamiento judicial condenatorio, el expresidente negó los hechos y se mostró contrariado con la decisión.

“Es mentira. Nunca nadie dice que yo haya dado una orden ilegal y nunca la di, nunca dicen que a mi me entregaron dinero. Me siento decepcionado y frustrado”, dijo Pérez Molina a periodistas en un intermedio de la audiencia judicial en su contra por corrupción.

Sobre el caso

El caso, llamado “La línea”, fue una investigación conjunta de la entonces Fiscalía Especial Contra la Corrupción (FECI) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Se trata de una estructura que defraudaba al Estado a través de tres aduanas y que según los investigadores hacía “descuentos” a los importadores para que pagaran menos impuestos a cambio de sobornos.

Pérez Molina, de 72 años, así como los casi 30 acusados han dicho que son inocentes de los cargos de asociación ilícita. Defraudación tributaria y enriquecimiento ilícito que les imputan.

En un intermedio de la audiencia dijo a periodistas que se va a probar que le habrían fabricado un caso. “Yo soy inocente”, dijo. Al cuestionarlo sobre su futuro mencionó que aún no ha resuelto sus problemas legales ya que hay otros casos pendientes.

Más contenido por Redacción CDN