Europa refuerza restricciones para viajeros tras aumento de contagios

Con un nuevo ajuste a los límites en el pase sanitario francés, Europa comienza a retomar las restricciones para movimientos de los no vacunados. Las tasas de incidencia de contagios por cada 100,000 habitantes, superan el pico alcanzado durante anteriores olas de COVID-19, aunque con situaciones muy distintas en el frente hospitalario.

Francia marcó un nuevo paso clave en la campaña de refuerzo de la vacuna: el pase de salud para muchos franceses, y para quienes quieran moverse libremente por el país, se invalidará en ausencia de una nueva inyección contra COVID-19. Y esto no solo se aplica a los mayores de 65 años.

El acceso a los restaurantes, bares, museos, cines o incluso el transporte de larga distancia comenzó a ser posible para algunas personas inmunizadas. Después del 15 de diciembre, la validación del pase sanitario está condicionada a la aplicación de una dosis de refuerzo de la vacuna contra coronavirus.

En particular, las personas mayores de 65 años y cuya segunda dosis del esquema completo se remonta a antes del 17 de mayo, necesitarán el inoculante de refuerzo. Las autoridades sanitarias anunciaron a mediados de noviembre que esta tercera dosis debe inyectarse entre el mes 5 y 7 después de la última dosis.

Pero para los mayores de 18 años también puede ser un requisito para el “green pass”. Estos son los que fueron vacunados con el desarrollo de Johnson & Johnson, es decir la monodosis de Janssen, antes del 17 de octubre. Estas personas, elegibles para el refuerzo un mes después de la primera inyección, tenían cuatro semanas para recibir una dosis de una vacuna ARN mensajero. Una vez que haya transcurrido este plazo, su pase de salud dejará de ser válido.

Países de Europa refuerzan restricciones por aumento del COVID-19

No obstante, el ingreso al territorio francés sigue manteniendo, por el momento, las mismas condiciones. Si los provenientes arriban de una país “verde”, considerado de baja circulación del virus, podrán hacerlo con la actual normativa: vacunas aprobadas por la Agencia Europea de Medicamentos (Pfizer/BionTech, Moderna, AstraZeneca y Janssen - Johnson & Johnson) o las que recibieron luz verde de la Organización Mundial de la Salud (Sinovac y Sinopharm). Por otra parte, las personas de estos mismos países de procedencia podrán ingresar con una prueba negativa PCR o antígeno. Esto es, al menos, lo que señala la normativa sanitaria actualmente.

Teniendo en cuenta la dosis de refuerzo en el pase de salud, si es una tercera dosis, la validez para el pase sanitario será inmediata. Si es una segunda dosis de la vacuna de Janssen, el nuevo QR sanitario no se habilitará hasta 7 días después de esta nueva inyección.

En Italia el Super Green Pass es imprescindible

Contra el aumento de casos en Italia, el país refuerza las condiciones de entrada a su territorio a medida que se acercan las vacaciones de fin de año, detalla el Ministerio de Asuntos Exteriores en su sitio web. En tanto, el “Super Green Pass” es imprescindible para acudir a teatros, discotecas, restaurantes, teatros y asistir a eventos deportivos, a partir del 6 de diciembre, incluso como requisito para los trabajadores.

Los viajeros vacunados deberán, además de su certificado de vacunación, presentar el resultado negativo de una prueba de antígeno de menos de 24 horas o de una prueba de PCR de menos de 48 horas. Hasta el momento, era suficientes el esquema de inmunización completo.

Italia, como otros países, como por ejemplo Alemania, está haciendo más estrictas las condiciones para moverse para los no vacunados. Los viajeros no inmunizados que quieran ingresar desde Europa deberán presentar el resultado negativo de una prueba de antígeno de menos de 24 horas o de una prueba de PCR de menos de 48 horas. También deberán respetar una cuarentena de cinco días en la dirección que indicarán en un formulario.

Hasta ahora bastaba con presentar una prueba negativa. Para los que quieran ingresar desde fuera del espacio Schengen, sin vacunarse, deberán guardar una cuarentena de 10 días.

En España, mientras tanto, no hay una normativa sanitaria federal. Sin embargo varias comunidades autónomas comenzaron a implementar el pasaporte verde, aunque con distintos alcances.

En el Reino Unido, el gobierno, que se había mostrado distante a este certificado, lo exigirá para el ingreso a discotecas y eventos masivos.