El protagonismo de los hijos de Trump aviva el temor a los conflictos de interés

El protagonismo de los hijos de Trump aviva el temor a los conflictos de interés

Trump ha prometido desvincularse de sus negocios antes de su toma de posesión como presidente, el 20 de enero. El lunes anunció, sin entrar en detalles, que sus hijos Don y Eric gestionarán su imperio inmobiliario y que durante su mandato no se adoptarán acuerdos empresariales. Pero ambos hijos, junto con su hermana Ivanka, integran el comité de transición presidencial y estuvieron presentes en la reunión con los líderes de Silicon Valley.

El temor a los conflictos de interés de Trump y su familia se consolida como debate político. Relevantes senadores demócratas anunciaron este jueves que promoverán una ley que obligaría al presidente a “divulgar y desvincularse” de sus activos financieros.

Trump contratacó las críticas y volvió a apuntar a los medios de comunicación. “Los medios tratan insistentemente de hacer compleja mi mudanza a la Casa Blanca en lo que se refiere a mis negocios cuando en realidad no lo es”, escribió en Twitter.

No es la primera vez que se cuestiona el protagonismo de los hijos del presidente electo, que tienen altos cargos en la empresa inmobiliaria de su progenitor. Don habría ayudado a su padre en la elección del secretario de Interior, según medios estadounidenses. E Ivanka asistió en noviembre a la reunión en Nueva York entre Trump y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en medio de especulaciones de que la hija estaba a punto de cerrar un acuerdo empresarial en Japón. Ivanka también participó en la conversación telefónica de su padre con el presidente argentino, Mauricio Macri.

También integra el comité de transición y acudió a la cita con directivos tecnológicos Jared Kushner, el marido de Ivanka, que se perfila como asesor del republicano en la Casa Blanca. Trump dijo la semana pasada que le “encantaría” que ambos estuvieran involucrados en su Gobierno, pero explicó que se está analizando si existen limitaciones legales. Kushner y Trump hija manejan numerosos negocios por su cuenta.

En las últimas semanas, se ha especulado que Ivanka podría ayudar a su padre en asuntos de sanidad y cambio climático. El equipo de Trump desmintió el miércoles una información que apuntaba a que Ivanka tendría un despacho en la Casa Blanca.

Trump ha pospuesto a enero su anuncio, previsto para esta semana, sobre cómo cederá sus negocios. La ley estadounidense no prohíbe al presidente tener vínculos con actividades empresariales pese a que altos cargos gubernamentales y legisladores sí deben respetar normas sobre conflictos de interés.

Pero no hay precedentes de un mandatario con tantos negocios: Trump controla unas 500 empresas en una veintena de países. Desde los años setenta, todos los inquilinos de la Casa Blanca han transferido sus negocios a un fideicomiso ciego que gestiona los negocios de forma independiente, de manera que el presidente no sabe cómo afectan sus decisiones políticas a sus intereses empresariales.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorEl Tribunal Supremo declara inconstitucional juicio a Maduro
SiguienteEl desempleo en América Latina y el Caribe toca máximos en una década