Internacionales

Eligen a miembros del jurado para juicio en contra de Musk

Eligen a miembros del jurado para juicio en contra de Musk
Eligen a miembros del jurado para juicio en contra de Musk

San Francisco. — Nueve personas fueron seleccionadas el martes como jurados en el juicio que determinará si el director general de Tesla, Elon Musk, engañó a los inversionistas al asegurar durante una serie de tuits en 2018 que había conseguido el financiamiento para comprar las acciones de la compañía de vehículos eléctricos.

El proceso de cinco horas deja todo listo para que a partir del miércoles se dé inicio con las declaraciones de apertura en el caso. El que se tiene previsto que incluya testimonio de Musk para explicar lo que pasaba por su cabeza mientras realizaba una de sus actividades predilectas: tuitear desde la plataforma que ahora posee.

En el caso de Tesla, los tuits impulsaron un marcado ascenso en el precio de las acciones de Tesla que culminó abruptamente una semana más tarde. Esto cuando se volvió evidente que Musk no tenía el financiamiento para la adquisición. Los inversionistas lo demandaron, señalando que las acciones de Tesla no habrían fluctuado tanto si no hubiera hablado de la posibilidad de comprar a la compañía a 420 dólares por acción.

El tuit de Musk también atrajo la atención de los reguladores de los mercados de valores, quienes llegaron a la conclusión de que fue indebido y estaba mintiendo. En un acuerdo, lo obligaron a pagar 40 millones de dólares y el pacto requería que dejara la presidencia de la compañía.

Acuerdo forzado

Desde entonces, Musk ha argumentado que fue presionado para aceptar el acuerdo. Y sostiene que creía que había asegurado el respaldo financiero para la adquisición durante reuniones con representantes del Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudí.

Incluso mientras ha estado realizando cambios importantes en Twitter, Musk se mantiene como director general de Tesla. Por lo que obtiene la mayor parte de su fama y fortuna de la compañía.

El juicio se centra en un tuit del 7 de agosto de 2018 en el que Musk aseguró que había obtenido el financiamiento para adquirir Tesla en 72.000 millones de dólares. Mismo que amplió posteriormente con un comunicado que hacía que el acuerdo pareciera inminente.

Pero la transacción nunca se concretó, y ahora Musk deberá explicar sus acciones bajo juramento en una corte federal en San Francisco. La demanda colectiva se interpuso a nombre de los inversionistas que tuvieron acciones de Tesla durante un periodo de 10 días en agosto de 2018.

El resultado del juicio podría depender de la interpretación que haga el jurado del motivo de Musk. Esto para publicar unos tuits que el juez federal Edward Chen ya ha resuelto que fueron falsos.

Traslado de juicio

Musk sufrió un nuevo revés el viernes cuando Chen rechazó su pedido de trasladar el juicio a una corte federal en Texas. Donde se encuentra la sede de Tesla desde 2021. Musk había argumentado que la cobertura periodística negativa por comprar Twitter contaminó la lista de posibles jurados de la zona de San Francisco.

El desafío de encontrar jurados que no tuvieran una opinión sobre Musk quedó al descubierto durante el agobiante proceso de selección del martes.

En un momento dado, el juez señaló a ciertos candidatos que habían expresado mucho recelo o entusiasmo en torno a Musk en los cuestionarios previos. Siete jurados fueron entrevistados de forma individual y lejos del grupo de posibles jurados. Con el fin de reducir las posibilidades de influir en la opinión de las demás personas en la sala.

Varios de esos jurados describieron a Musk como “arrogante”, “narcisista”, “impredecible”, “loco”, “mercenario” y “genio”.

Twitter

La adquisición de Twitter por parte de Musk, donde ha despedido personal y provocado el disgusto de usuarios y anunciantes, ha resultado impopular entre los actuales accionistas de Tesla, a quienes les preocupa que esté dedicando menos tiempo a dirigir la empresa automotriz en momentos que hay una mayor competencia.

Esos temores contribuyeron a una caída del 65% de las acciones de Tesla el año pasado, que eliminó más de 700.000 millones de dólares del patrimonio de los accionistas, mucho más que la pérdida de 14.000 millones de dólares que ocurrió cuando cayeron los precios entre el 7 y 17 de agosto de 2018, el periodo que abarca la demanda colectiva.

Puedes leer:

Más contenido por Redacción CDN