Departamento de Justicia demanda a Texas por ley estatal de aborto

 

Estados Unidos.- El Departamento de Justicia demandó a Texas por la nueva ley estatal que prohíbe el aborto, argumentando que fue promulgada "en desafío a la Constitución".

La demanda solicita a un juez federal que declare la ley inválida, "para prohibir su aplicación y para proteger los derechos que Texas ha violado".

El Departamento de Justicia argumenta que la ley infringe ilegalmente los derechos constitucionales de las mujeres y viola la Cláusula de Supremacía de la Constitución.

"El acto es claramente inconstitucional según el precedente de la Corte Suprema de larga data", dijo el fiscal general Merrick Garland.

A los funcionarios federales también les preocupa que otros estados puedan promulgar leyes similares que “privarían a sus ciudadanos de sus derechos constitucionales”, dijo.

Ley prohíbe aborto después de seis semanas de gestación

La ley de Texas prohíbe los abortos una vez que los profesionales médicos pueden detectar la actividad cardíaca, alrededor de las seis semanas.

Había aumentado la presión sobre el Departamento de Justicia no solo de la Casa Blanca, también de los demócratas en el Congreso.

Garland prometió que el Departamento de Justicia intervendría para hacer cumplir la ley conocida como Ley de Libertad de Acceso a las Entradas a Clínicas.

Esa ley, conocida como la Ley FACE, normalmente prohíbe obstruir físicamente el acceso a las clínicas de aborto bloqueando las entradas o amenazando con usar la fuerza para intimidar o interferir con alguien.

La ley también prohíbe dañar la propiedad en las clínicas de aborto y otros centros de salud reproductiva.

La demanda busca una orden judicial inmediata para prohibir el cumplimiento de la ley en Texas.

Según el estatuto, alguien podría entablar una demanda, incluso si no tiene conexión con la mujer que realiza un aborto, y podría tener derecho a al menos $10,000 en daños si prevalece en la corte.

La ley de Texas es el freno más grande del país al aborto desde que la Corte Suprema afirmó en la histórica decisión de 1973 que las mujeres tienen el derecho constitucional al aborto.

Texas Right to Life, el grupo antiaborto más grande del estado e impulsor de la nueva ley, dijo que ya estaba trabajando con otros estados para aprobar medidas similares.

"La estratagema de la administración Biden representa un intento desesperado de detener la ley que salva vidas por cualquier medio necesario", dijo el grupo.

El Centro de Derechos Reproductivos, que representa a las clínicas de aborto de Texas, dio la bienvenida a la intervención de la administración Biden.

Fuente: AP