Confirman ejército sirio usó armas químicas contra la población de Qmenas

Confirman ejército sirio usó armas químicas contra la población de Qmenas

Expertos de la ONU establecieron que el ejército sirio lanzó un ataque químico sobre la localidad de Qmenas, en la provincia noroccidental de Idleb, el 15 de marzo de 2015.

Sin embargo, los expertos no pudieron reunir pruebas suficientes para determinar quién fue el responsable de otros dos ataques químicos en Binnish, en la misma provincia, el 24 de marzo de 2015; y en Kfar Zita, en la provincia de Hama, el 18 de abril de 2014;

El informe fue entregado el viernes al Consejo de Seguridad de la ONU.

En un informe precedente publicado a finales de agosto, la comisión de investigación -la Joint Investigative Mechanism (JIM)-, había concluido que unos helicópteros militares sirios esparcieron gas de cloro sobre al menos dos localidades de la provincia de Idleb, en el noroeste de Siria: en Talmenes, el 21 de abril de 2014; y Sarmin, el 16 de marzo de 2015.

La JIM había acusado al grupo yihadista Estado islámico (EI) de haber utilizado gas mostaza en Marea, en la gobernación de Alepo (norte), el 21 de agosto de 2015.

“ De los nueve presuntos ataques químicos estudiados por la JIM y ocurridos entre 2014 y 2015, los investigadores atribuyeron tres al régimen y uno al grupo EI.”

El mandato del JIM se prolongó hasta finales de octubre para permitirle completar sus investigaciones.

Washington, París y Londres ya reclamaron sanciones contra los autores de los ataques con armas químicas en Siria, principalmente al régimen del presidente Bashar al Asad.

Pero el gobierno sirio está protegido por su aliado ruso, y éste ha puesto hasta ahora en duda las conclusiones del JIM, considerando que no aportaba pruebas suficientemente concluyentes para motivar que se apliquen sanciones.

En su cuarto informe, los investigadores concluyeron "que ya había suficientes informaciones para concluir que el incidente (de Qmenas el 16 de marzo de 2015) fue provocada por un helicóptero del ejército sirio que disparó un dispositivo desde una alta altura, que tocó el suelo y expandió una sustancia tóxica que afectó a la población".

os investigadores consideran que puede tratarse de gas de cloro, según los síntomas presentados por las víctimas.

En Kafr Zita, los investigadores no pudieron demostrar que el Ejército sirio hubiera disparado sustancias tóxicas utilizando barriles de explosivos, "porque los restos de los contenedores utilizados fueron retirados".

Un contenedor con trazos de gas de cloro fue hallado en Binnish, pero no pudo vincularse formalmente con los incidentes señalados por los testigos.

La JIM fue creada por la ONU y la Organización Para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

Informes anteriores de la ONU y la OPAQ ya habían confirmado el uso de armas químicas en la guerra en Siria, pero sin atribuírselos a ningún responsable.

 

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorCélulas humanas alteran material genético del Zika para defenderse de infección
SiguienteProponen crear santuario para ballenas en el Atlántico Sur