Internacionales

«¡Ciudadanía, ahora!», pedido desesperado de migrantes en EE.UU.

"¡Ciudadanía, ahora!", pedido desesperado de migrantes en EE.UU.
"¡Ciudadanía, ahora!", pedido desesperado de migrantes en EE.UU.

Cientos de migrantes se manifestaron el lunes frente a la Casa Blanca en Washington y otras ciudades de Estados Unidos y otros no trabajaron en respuesta a una convocatoria en TikTok para pedir una reforma migratoria al presidente Joe Biden.

Al grito de «¡No somos uno, no somos cien, somos millones, cuéntanos bien!» o «¿Qué queremos?. Ciudadanía, ahora, ahora, ahora» cientos de migrantes desafiaron un frío glacial para decirle a Biden que «se sintieron decepcionados y quieren que cumplan las promesas de la campaña electoral», declaró a la AFP en Washington Carlos Eduardo Espina, el influencer que convocó la protesta en la red social.

«Presidente despiértate, esta gente que ha sacado adelante (el país) durante el Covid-19, que ha cultivado la tierra y ha llevado la comida a las mesas, las mujeres que han cuidado a los niños, a los ancianos, los que han trabajado en la limpieza, en las tiendas, en la construcción, las trabajadoras domésticas» quieren que se les reconozca, ocupado micrófono en mano Lenka Mendoza, de origen peruano.

Migrantes olvidados

«Son héroes que han trabajado durante Covid-19 y no podemos permitir que se les siga olvidando», añadió una mujer.

Se recuerda que, hace ocho años, frente a la Casa Blanca, hizo una huelga de hambre de 18 días.

Para que expresidente Barack Obama firmara programa para ayudar a padres indocumentados con hijos estadounidenses, que su sucesor Donald Trump ha enterrado.

Actualmente piden al presidente Biden un camino hacia la ciudadanía.

Biden impulsó una reforma migratoria y determinará una vía hacia la ciudadanía para 11 millones de indocumentados en un país que lleva 35 años sin una ley de este tipo, pero sus principales iniciativas se han estancado, sin apoyo suficiente en el Senado, donde se topa con una oposición frontal de los republicanos y de algún centrista.

La iniciativa «Un día sin migrantes», que cuenta con el apoyo de congresistas como Alexandria Ocasio-Cortez, de origen puertorriqueño, e Ilhan Omar, exrefugiada somalí y musulmana, ha movilizado a miles de personas desde que Espina, con más de dos millones y medio de seguidores en TikTok, la convocó hace menos de 15 días.

En su página de Facebook cuenta con el respaldo de casi 95.000 miembros y «más de 5.000 personas decidieron no ir a trabajar o cerrar sus negocios» este 14 de febrero para hacer oír su voz, aseguró a la AFP Diana Fula, una coordinadora a nivel nacional.

«El Día de San Valentín es uno de los días donde más se gasta en Estados Unidos. Pero si no fuera por los inmigrantes, este día tan comercial no sería posible», lee lee en la página.

Leopoldo López, de 43 años y originario de Puebla, en México, fue uno de los que decidió echar el cierre de su empresa de mudanzas en Nueva York.

«Así nos pagan»

«Nosotros aquí no estamos robando, estamos dando empleo. Yo empleo a 12 ciudadanos y viajo por todo el país donde necesito mano de obra y doy trabajo», dijo a la AFP.

Asimismo afirmó que esta «cansado de que los demócratas les estén engañando».

«Hemos trabajado tocando puertas para mover el voto y así nos pagan con estas injusticias», se quejó Anselmo Salazar ante los manifestantes que coreaban lemas en señal de aprobación. «Quiero decirte Joe Biden: si no cumples tu promesa vas a quedar soñando para la reelección».

En 2020 los latinos fueron la mayor minoría con participación en las urnas y según algunas estimaciones votaron en torno a un 70% por los demócratas y en casi un 30% por los republicanos, aunque los porcentajes variaron mucho según los estados.

Los organizadores de la protesta piden a migrantes en Estados Unidos que llamen y escriban a congresistas de su estado.

Con el objetivo de pedir que se movilicen por «una reforma migratoria para todos, que permitan trabajar legalmente y viajar libremente sin riesgo de deportación».

«Aquí no tenemos bandos políticos», afirma Espina. «Ya no apoyamos promesas, sino hechos».

Más contenido por Redacción CDN