Internacionales

Ataque de bolsonaristas recuerda el asalto al Capitolio de EEUU

Ataque de bolsonaristas recuerda el asalto al Capitolio de EEUU
Ataque de bolsonaristas recuerda el asalto al Capitolio de EEUU

El ataque de bolsonaristas, seguidores del ex mandatario brasilero Jair Bolsonaro, a la sede del Ejecutivo de su país, la Corte Suprema y el Congreso Nacional evoca al asalto al Capitolio de EEUU, cuyo segundo aniversario se cumplió hace dos días y donde cinco personas fallecieron.

Pese a haber pasado dos años, las heridas de ese ataque en EEUU siguen abiertas. Prueba de ello es el hecho que el republicano Kevin McCarthy tardara esta semana hasta quince votaciones en ser elegido por su partido como presidente de la Cámara Baja estadounidense por culpa de un grupo conservadores trumpistas. Unos republicanos radicales que aún creen que hubo un fraude electoral en los comicios presidenciales de noviembre de 2020, en los que el demócrata Joe Biden derrotó a Trump.

Los seguidores de Bolsonaro ocuparon este domingo el Palacio de Planalto, sede del Ejecutivo, y la Corte Suprema. Esto, luego de asaltar antes el Congreso Nacional, en Brasilia, en actos golpistas contra el presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

De la misma forma, los partidarios de Trump irrumpieron en el Capitolio el 6 de enero de 2021. Un intento de impedir la ratificación de la victoria de Biden en las elecciones presidenciales de 2020.

Los simpatizantes de Trump asaltaron el Capitolio después de que el entonces presidente republicano pronunciara un discurso incendiario en el que les instó a marchar hacia el Congreso, cuando las dos cámaras estaban reunidas para refrendar el triunfo electoral de Biden.

A diferencia de Bolsonaro, cuando se produjo el ataque Trump todavía ocupaba la Presidencia, y de hecho, pronunció su discurso desde la Casa Blanca.

Ataque de Bolsonaristas y Asalto de los Trumpistas: movidos por el mismo impulso

Ataque de bolsonaristas recuerda el asalto al Capitolio de EEUU

El asalto de los bolsonaristas se produce una semana después de la investidura de Lula, quien derrotó a Bolsonaro en la segunda vuelta de las elecciones en octubre.

De una manera similar a Trump, Bolsonaro alimentó el descontento de su base desde su derrota. Asimismo, abandonó la Presidencia sin reconocer que perdió en las elecciones, como lo hizo Trump en su momento.

Otro dato no menos curioso. Desde su salida del poder, Trump fijó su residencia en su mansión en Mar-a-Lago (Florida, EEUU). El mismo estado elegido por Bolsonaro para eludir acudir a la investidura de Lula.

Se desconoce si ambos han tenido algún tipo de contacto allí. No sería de extrañar dada la gran sintonía que los dos mostraron cuando estaban en el poder.

Más contenido por Andrés Tovar