Noticias

Presidente de Colombia Santos gana el Nobel de la Paz

Presidente de Colombia Santos gana el Nobel de la Paz
Presidente de Colombia Santos gana el Nobel de la Paz

OSLO, Noruega.-  El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ganó el viernes el Nobel de la Paz por sus esfuerzos para acabar con una guerra civil que mató a más de 200.000 colombianos.

El premio debe considerarse también «un homenaje al pueblo colombiano que, a pesar de pasar grandes dificultades y abusos, no han perdido la esperanza de una paz justa, y a todas las partes que han contribuido al proceso de paz», el comité encargado de entregar los galardones.

La resolución del premio no cita a la contraparte de Santos en las negociaciones, el líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, Rodrigo Londoño.

Santos y Londoño firmaron un acuerdo de paz el mes pasado que pong?a fin a más de medio siglo de hostilidades, pero el pueblo colombiano rechazó seis dí?as después el pacto en un referéndum nacional.

El mandatario logró en el 2014 su reelección enarbolando la bandera de la paz con la promesa de llevar a puerto seguro la negociación que inició en su primer periodo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Después de casi cuatro años de negociaciones en La Habana, el mandatario cerró y firmó recientemente un acuerdo de paz con la guerrilla, pero el pacto quedó en el limbo después de que fue rechazado en un plebiscito, un inesperado resultado electoral que le impide implementarlo.

El resultado de la consulta, que imposibilita que unos 7.000 combatientes de las FARC entreguen las armas y conformen un partido político, obligó a Santos a iniciar la búsqueda de consensos con el líder de la oposición, Álvaro Uribe, para tratar de salvar el acuerdo de paz.

El ex mandatario pide que los jefes de las FARC paguen con cárcel por sus crímenes, que incluyen asesinatos y secuestros, y se opone a que ocupen cargos políticos de elección popular.

Pero sus demandas parecen exageradas para ser aceptadas por las FARC, que habían negociado penas privativas de la libertad de hasta ocho años pero no cárcel, además de 10 escaños en el Congreso a partir del 2018 durante dos periodos legislativos.

«No me rendiré. Seguiré buscando la paz hasta el último minuto de mi mandato porque ese es el camino para dejarles un mejor país a nuestros hijos», dijo el mandatario, un economista de 65 años, después de la derrota del «Sí» en el plebiscito.