En el Día de la Mujer los feminicidios no cesan y agita Latinoamérica

mujer

Una pesadilla que no parece tener fin

El 19 de febrero, hace menos de un mes, en Venezuela, entre la 1:30 pm y las 2:00 pm Anabel Edilsa se encontraba en su residencia, ubicada en el sector El Rincón, calle La Charanga de Las Adjuntas, parroquia Macarao del municipio Libertador, de Caracas. Y pasó lo inimaginable, lo más cruel, horroroso.

Se encontraba con su pareja, Omar Enrique Rivas Martínez y su cuñado Oliver José Rivas Martínez cuando se desató una discusión. De las palabras los hombres pasaron a las manos y arremetieron contra Anabel a quien le dieron una brutal paliza, la bañaron con gasolina, la encerraron en la casa y encendieron el combustible provocándole graves quemaduras.

La mujer pudo escapar de las llamas y fue trasladada hasta el hospital Miguel Pérez Carreño, de La Vega, donde fue ingresada a las salas de quemados y se mantuvo luchando por sobrevivir hasta la noche del pasado lunes 2 de marzo cuando sucumbió a la gravedad de las lesiones.

El mismo día de los hechos vecinos llegaron al lugar y lograron detener a Omar Enrique Rivas Martínez, mientras que su hermano fue capturado por funcionarios de la Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana, ambos hombres serán juzgados por el delito de femicidio.

Anabel Durán Montilla era la menor de tres hermanos, no había culminado sus estudios medios. Su mamá estaba en Colombia, donde había emigrado hace tres meses. La mujer se vio obligada a regresar para cumplir los trámites legales y atender el sepelio de su única hija.

Esto es en la capital venezolana. Pero el debate está encendido en prácticamente toda América Latina, este tipo de crímenes está alcanzado altos índices de ocurrencia. Hay conmoción, la violencia de género se está recrudeciendo de manera alarmante en los países de la región, terribles historias sacuden MéxicoArgentina Chile, PerúEcuadorColombia y Venezuela no escapa de ello.

En México es una pesadilla, el 2020 inició con estadísticas lamentables. El país, gobernado por López Obrador, vive dentro de una espiral de violencia desde hace más deuna década. Cerrando el 2019 con 34.582 asesinatos, clasificándose como el año más violento desde 1997, cuando empezaron a recolectar estos datos.

Dos de los femicidios más recientes y dramáticos perpetrados en ese país fueron el de Fátima, una niña de siete años, secuestrada a las afueras de su colegio el pasado 11 de febrero, días después apareció su cadáver en una bolsa plástica, con señales de tortura y abuso sexual.

Y el otro fue el de Ingrid Escamilla, una joven de 25 años, apuñalada y mutilada por su pareja. La confesiones del homicida alarmaron aún más a la población. "No quería que nadie se diera cuenta. Con ese mismo cuchillo con el que me golpeó se lo enterré (...) tiré por el drenaje parte de su cuerpo para borrar las pruebas", relatos del responsable del suceso.

Una de las cosas más dolorosas y que golpea a una sociedad es que una mujer salga lastimada o peor aún sea asesinada por su condición de género en manos de su pareja, familia o conocidos. Es un hecho trágico en pleno siglo XXI, las cifras actuales y ascendentes de feminicidio son una realidad latente.

Fuente: Globovision

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorGonzalo dice que ganará elecciones porque dominicanos quieren que continúe el progreso
SiguienteLlegan al país los cinco estudiantes dominicanos que se encontraban en cuarentena en Ucrania