Estilos de vida

Una piloto demanda a Qantas por discriminación y acoso durante dos décadas

Una piloto demanda a Qantas por discriminación y acoso durante dos décadas
Una piloto demanda a Qantas por discriminación y acoso durante dos décadas

Puedes leer:

Una piloto de aviones ha demandado a la aerolínea australiana Qantas ante un tribunal de su país por presuntamente sufrir discriminación de género y acoso sexual en su centro de trabajo durante dos décadas, confirmaron este martes fuentes de la empresa.

«Tenemos tolerancia cero frente al acoso o la discriminación y se toma las acusaciones con mucha seriedad«, dijo Qantas en un comunicado; al referirse a la demanda presentada por su piloto Davida Forshaw ante el Tribunal Federal de la ciudad de Melbourne el 26 de octubre.

Forshaw, quien trabaja para Qantas desde hace más de veinte años, hace en su demanda un recuento de una serie de incidentes de discriminación por parte de sus compañeros, como la petición de organizar los cafés y bocadillos o la recomendación de teñirse el pelo y usar sostén con aros, según el documento judicial al que tuvo acceso el portal de noticias news.com.au.

 Además, la veterana piloto, que ha liderado durante años iniciativas en favor de la equidad en Qantas; relata la negativa de un superior de investigar un supuesto episodio de acoso sexual.

Según su demanda, un capitán entró en 2001 en la habitación de hotel en Bangkok que ocupaba la piloto con el pretexto de abordar «asuntos operativos» e intentó acercarse a Forshaw con carácter sexual sin que esta lo solicitara.

Poco después de esos presuntos hechos, el mismo capitán redactó un informe calificando el desempeño laboral de Forshaw como «pobre»; agrega la piloto en su acusación, aunque otro de sus superiores descartó el documento debido la existencia de otras evaluaciones a favor de ella.

La piloto también alega que solicitó al jefe de la flota que abordara su acusación por acoso sexual; pero éste le respondió que se trataba de un capitán y por lo tanto le creerían más a él que a ella; según el documento judicial citado por el medio australiano.

Asimismo la piloto acusó a varios compañeros de discriminación de género al hacer un recuento de diversos incidentes en los que le ordenaron «organizar los cafés y bocadillos» para los varones que participaban en una reunión en el año 2000.

Forshaw asegura que otro capitán le dijo que «le iría mejor si se teñía el cabello de rubio y usara un sujetador con aro«; entre otras quejas recogidas en la demanda judicial.

Asegura que la discriminación y el acoso sexual han obstaculizado su ascenso laboral

Forshaw, quien se encuentra de baja médica, argumenta que la discriminación y el acoso sexual en su centro de trabajo han obstaculizado su ascenso laboral; le han causado pérdidas económicas, estrés y humillación, entre otros problemas.

Por su lado, Qantas asegura haber investigado las acusaciones por presunta discriminación de género formuladas por Forshaw; así como de haber apartado temporalmente de sus cargos a las cuatro personas acusadas.

La empresa indicó que sus investigaciones arrojaron que las acusaciones de Forshaw «no estaban justificadas»; además de asegurar no tener conocimiento de otras acusaciones realizadas por la piloto, aunque no especifica si readmitió a esas cuatro personas acusadas.

Qantas remarca que el 16 % de las pilotos son capitanas de avión; una tasa que ha aumentado en diez puntos porcentuales en los últimos cinco años.

La aerolínea también subrayó que de las diez pilotos que han intentado ascender a capitán desde 2019, solo Forsham ha fracasado en su intento.

Fuente: EFE

Más contenido por Redacción CDN