Material para volver irrompibles las pantallas de los celulares

Material para volver irrompibles las pantallas de los celulares

¿Un teléfono inteligente que, sin importar la altura de la que caiga, mantiene su pantalla intacta? Hoy en día está lejos de ser realidad y se limita a la esfera de los deseos.

Y es que la poca resistencia que ofrecen ante los golpes fortuitos es, junto su poca autonomía, el talón de Aquiles de los smartphones.

A sabiendas de ello, las grandes compañías se esfuerzan por ofrecerles a los usuarios pantallas cada vez más resistentes, y los fabricantes se esmeran en producirlas.

En esa línea, Corning, la empresa que produce Gorilla Glass, la cobertura cristalina más popular de los móviles actuales, acaba de anunciar que sacará al mercado un nuevo tipo de panel “ultrarresistente”, además de “casi imposible de arañar”.

Este material, llamado Phire, combinará la fortaleza de las láminas de Gorilla Glass, de álcali-aluminosilicato, con la resistencia del cristal de zafiro.

Así lo anunció James Clappin, el director ejecutivo de Corning, en una conferencia para inversores que se realizó el pasado viernes en Nueva York, Estados Unidos.

Antes que nada, recordó que, aunque el zafiro tiene una dureza única, se rompe con facilidad.

“Ya les dijimos el año pasado que el zafiro era genial para un rendimiento cero, pero no le iba nada bien en caso de caída”, afirmó Clappin.

“Así que hemos creado un producto que ofrece la misma resistencia a daños y caídas que el Gorilla Glass 4 (la última generación de la lámina) y la resistencia a los arañazos equivalente al zafiro”.

El codiciado zafiro

Al decir zafiro viene a la cabeza la imagen de una piedra preciosa azul muy cara.

El zafiro del que habla el sector en general es cristal de zafiro sintético, un producto de laboratorio, no la costoa piedra preciosa

Sin embargo, el zafiro al que se refería Clappin y del que habla el sector en general es cristal de zafiro sintético, un producto de laboratorio.

Lo creó por primera vez un químico francés llamado Auguste Verneuil en 1902, aplicando altísimas presiones y temperaturas a una mezcla de polvo de óxido de aluminio.

Dicen los químicos que su transparencia es perfecta, pero lo que lo hace realmente deseable es su dureza. Es casi tan duro como el diamante y es esa piedra preciosa la que se necesitaría para arañarlo.

Además, es fuerte. Su resistencia a la compresión es de 2.000 pascales, diez veces la del acero.

Gracias a estas propiedades, hoy se utiliza en cristales blindados o a prueba de balas, y en pantallas y visores para dispositivos militares.

También se emplea, por ejemplo, para cubrir los lectores de códigos de barras de mayor calidad o en relojes de lujo.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorHija de Whitney Houston abrió los ojos
SiguienteLegisladores del PLD acusan a la oposición de campaña contra Leonel