¿Te quieres inyectar botox? Antes debes saber esto

¿Qué si duele? ¿Qué si paraliza el rostro? ¿Qué si es seguro?… Estas y otras interrogantes siempre surgen en aquellas que a la hora de refrescar el rostro no saben si pasar por el bisturí o por la inyección. ¿Por qué la incertidumbre?, pues yo le voy a echar la culpa a las celebridades, quienes por ese deseo espantoso que tienen de no envejecer, abusan de la inyección al extremo de quedar como momias, caso Nicole Kidman -la pobre ni puede sonreír-, bueno, eso dicen los directores que la dirigen en sus películas.

Peor aún es el caso de una cosmetóloga estadounidense, Kerry Campbell, quien en un programa de televisión de los Estados Unidos, Good Morning America, admitió haber inyectado toxina botulínica a su hija de 8 años para que fuera más atractiva y triunfara en concursos de belleza infantil. Eso es para temer, pero ni lo uno, ni lo otro.

Para empezar, Botox es la abreviatura anglosajona de Botuline Toxine, es decir, significa toxina botulínica. Es una sustancia que produce una bacteria: Clostridium botulinum, pero tranquila, no es tóxica siempre y cuando se utilice en la dosis adecuada y, por supuesto, la inyecte un dermatólogo, un médico-estético o un cirujano plástico. No inventes de ir con una peluquera o con “la amiga experta”.

Existen siete tipos: A, B, C, D, E, F y G, siendo la A y la B las más usadas. Sin embargo, la única reconocida por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, por sus siglas en inglés) es la del tipo A, por ser la más potente y la que ofrece una mayor duración del efecto.
Aunque todo el mundo la conoce como Botox, es también el nombre comercial de la toxina botulínica tipo A que fabrica y comercializa el laboratorio farmacéutico Allergan, pero acostúmbrate a llamarla por su terminología correcta: toxina botulínica.

Siendo el tema tan controversial, decidí consultar al doctor Ernesto Mendoza, médico cirujano plástico y reconstructivo, para que aclaré todas las dudas en torno al bendito ¡botox!

¿Cómo actúa la toxina botulínica?
- Se usa para tratar las arrugas dinámicas o de expresión. Al inyectarla, relaja temporalmente la musculatura y las arrugas desaparecen.

¿Como se aplica?
- Mediante el uso de agujas finas en diferentes dosis.

¿En cuáles zonas del rostro se inyecta?
- En la frente, entrecejo, alrededor de los ojos y de la boca, en el cuello, entre otras, dependiendo de la indicación de cada paciente.

¿Se inyecta en los labios?
- Si claro, sobre todo para tratar las arrugas peribucales, es decir, las que están alrededor de los labios. Sin embargo, es importante destacar que la toxina botulínica no es un relleno y NO se utiliza para dar más volumen a los labios.

¿Puede inyectarse en el cuello?
- Si, también puede inyectarse en la región del cuello, especialmente en pacientes con más de 40 años que así lo tengan indicado.

¿Su efecto es inmediato o gradual?
- Es gradual, y en general se estima que a partir del 3 día comiencen a notarse los efectos del mismo con un resultado máximo al cabo de 10 días, posterior a su aplicación.

¿Cuánto duran sus efectos?
- La duración media está entre 4 a 6 meses.

¿Qué efectos secundarios y riesgos puede tener?
- No presenta efectos secundarios, pero en manos inexpertas puede provocar alteraciones evidentes en el área tratada.

¿Cuándo pasa el efecto, la cara queda descolgada o aparecen más arrugas que antes?
- Para nada, no aparecen más arrugas que antes; por el contrario, la toxina botulínica ayuda a prevenir la aparición de las mismas.

¿Qué es el efecto de ojos caídos?
- Es una de las consecuencias de la aplicación inapropiada de la toxina botulínica, en donde el ojo se deforma por la relajación muscular excesiva. Este efecto se conoce como ptosis palpebral.

¿Qué otros efectos adversos puede provocar una aplicación incorrecta?
- Las más frecuentes son las asimetrías, también pueden presentarse consecuencias propias de cualquier producto inyectable, tales como enrojecimiento local, hematomas, y dolor local al momento de su aplicación.

Entonces ¿es dolorosa su aplicación?
- Suele aplicarse con jeringas muy finas que provocan muy poco dolor en el lugar de la aplicación.

¿Se pierde sensibilidad en la zona tratada?
- No.

¿Afecta la movilidad de los músculos de la zona tratada?
- Sí, de esto se trata, de relajar la musculatura para evitar que las arrugas se pronuncien en el lugar en el que se inyecta.

¿Sirve para rellenar arrugas?
- NO, la toxina botulínica no es un material de relleno, por lo que no debe ser utilizada con esta intención.

¿Cuántas sesiones son necesarias?
- Normalmente con una sesión ya se logran los efectos deseados, luego pudiera requerir algún retoque si así lo llegase a considerar el médico tratante.

¿En cuáles casos está contraindicado?
- En mujeres embarazadas, o en las que estén lactando, así como en aquellas que tengan alguna enfermedad, por lo que es importante que este tipo de procedimiento lo realicen médicos especialistas que, previamente, hagan un interrogatorio riguroso.

¿Qué precauciones hay que tener?
- Siempre se recomienda no acostarse hasta 4 horas después de su aplicación para no alterar el efecto local de la toxina, así como no realizar ejercicios ni esfuerzos físicos durante esas 4 horas siguientes a su aplicación.

¿Cuál es la edad mínima para este tratamiento?
- Por lo general, se recomienda después de los 25 años cuando ya comienzan a acentuarse las líneas de expresión.

¿Tiene alguna otra aplicación?
- Sí, la toxina botulínica también se utiliza para tratar la hiperhidrosis o sudoración excesiva en zonas como axilas, planta de los pies y palmas de las manos.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorTaj Mahal se estrena hoy en Twitter
SiguienteMueren 16 personas en accidente tránsito en Haití