Niño gana casi US$400.000 durante vacaciones creando imágenes digitales

Benyamin Ahmed decidió usar las vacaciones escolares para crear con su computadora una serie imágenes digitales con el título Weird Whales ("Ballenas raras") y venderlas como tokens no fungibles (NFT).

Sólo tiene 12 años, pero ya acumula un capital que roza los US$400.000.

Con los NFT, las obras de arte se pueden "tokenizar" para crear un certificado digital de propiedad que se puede comprar y vender.

Los NFT son un activo inimitable en el mundo digital que puede ser comprado y vendido como cualquier otro tipo de propiedad.

Pero no tienen forma tangible en sí mismos. Son digitales.

Fungen como certificados de propiedad de activos virtuales o físicos.

Por lo general, no le dan al comprador la obra de arte real o sus derechos de autor.

Como nunca ha tenido una cuenta bancaria tradicional, Benyamin Ahmed mantiene sus ganancias en forma de Ethereum, la criptomoneda en la que se vendieron.

Los compañeros de clase de Benyamin aún desconocen su criptoriqueza recién conseguida, aunque ha hecho videos en YouTube sobre su pasatiempo.

El cual disfruta junto con la natación, el bádminton y el taekwondo.

"Mi consejo para otros niños que tal vez quieran entrar en este espacio es que no se sientan obligados a programar tal vez porque los compañeros lo presionen. Tanto si te gusta cocinar como si te gusta bailar, hazlo lo mejor que puedas", dijo.

El padre de Benyamin, Imran, un desarrollador de software que trabaja en finanzas, alentó a Benyamin y a su hermano, Yousef, a comenzar a programar a los cinco y seis años respectivamente.

Los niños han tenido la ventaja de contar con una sólida red de expertos en tecnología a los que pedir consejo y ayuda, pero él está muy orgulloso de ellos.

Proyecto serio de imágenes digitales

"Era un ejercicio un poco divertido, pero me di cuenta de que [los niños] estaban muy receptivos y que eran realmente buenos", contó Imran.

"Entonces empezamos a ponernos un poco más serios, y ahora practicamos todos los días. Pero no les puedes agobiar con estas cosas, no puedes decir que van a aprender a programar en tres meses".

Los chicos hacían 20 o 30 minutos de ejercicios de codificación al día, incluso durante las vacaciones, explicó.

Weird Whales es la segunda colección de arte digital de Benyamin, después de un set anterior inspirado en el videojuego Minecraft.

También se vendió, aunque no por tanto como Weird Whales.

Esta vez, se inspiró en el conocido meme de una ballena pixelada y un popular estilo de arte digital, pero utilizó su propio programa para crear el conjunto de 3.350 ballenas tipo emoji.

"Fue interesante verlos eclosionar a todas todos, ya que fueron generándose y apareciendo en mi pantalla lentamente", dijo.

Benyamin ya está trabajando en su tercera colección con temática de superhéroes.

También le gustaría hacer un "juego submarino" con las ballenas. "Eso sería asombroso", dijo.

Fuente: BBC