Estilos de vida

Latinas utilizan el arte de tejer para hacer la revolución en NY

Latinas utilizan el arte de tejer para hacer la revolución en NY
Latinas utilizan el arte de tejer para hacer la revolución en NY

Santo Domingo, RD.- Tejen una revolución, es una expresión que literalmente revela el gran movimiento que, utilizando tejidos hechos a mano, lo que podríamos llamar el arte de tejer, está promoviendo la reflexión y provocando una transformación en las comunidades a nivel estético y de valores positivos.

Según un reporte del portal impactolatino.com, la muestra Fibra/Arte se inauguró el jueves 11 de noviembre. Participan veintidós artistas y creativos de varios puntos de la Unión Americana y de varios países, incluyendo Chile, México, Puerto Rico y República Dominicana.

Agrega que Fibra/Arte es la novedosa exhibición de tejidos que se presenta en el Art Space del Barrio. Está abierto en la Escuela Pública 109 del 215 Este de la calle 99 entre Segunda y Tercera avenidas en Manhattan. Es una iniciativa de la neoyorquina de ascendencia puertorriqueña Carmen Paulino.

Lea también: Adriano Espaillat y senador Carlos Gómez coordinan acciones en beneficio de diáspora dominicana en NY

En su publicación, impactolatino.com indica que Carmen Paulino es la activista cultura y pionera que lidera el trabajo en tejido como lenguaje artístico y social.

Además, es la organizadora y curadora de la muestra Fibra/Arte, que ha sido reconocida como arte por críticos especializados. Estos lo consideran como una expresión estética que ha evolucionado como un lenguaje visual de impacto social.

Con esta exhibición se ha establecido oficialmente una nueva expresión artística a través de tejidos a mano, los que es posible admirar en lugares públicos. Dentro de estos señala jardines, árboles, parque de juegos, escuelas, rejas y alambrados, desde donde los artistas resaltan aspectos de interés comunitario.

En este sentido, destacan la prevención del cáncer de seno, violencia doméstica, tolerancia, paz, salud mental y hermandad. Pero también para celebrar la identidad cultural diversa de sus autores.

El arte de tejer de Rodrigo Soto

Rodrigo Soto, artista chileno que participó en la exhibición, en la gráfica con sus tejidos. Estos incluyen no solo arte para pared, además con una colección de juguetes, todos tejidos a mano.

Valor Individual, Familiar y Comunitario

Los tejidos son expresiones artísticas, con un contenido social importante a nivel individual, familiar y social.

Está comprobado que tejer promueve bienestar emocional, no sólo porque ayuda a prevenir el estrés, además porque quien teje se relaja. Pero simultáneamente debe seguir un patrón manual que requiere trabajo de memoria, coordinación de movimientos, colores, un sentido estético, por tanto tejer es una terapia.

Según impactolatino.com, muchas personas aprenden a tejer como parte de una herencia recibida de una abuela, de su madre, de una tía o pariente. Es un arte que se transmite entre generaciones.

Un niño aprende de alguien mayor y cuando ya es adulto, vuelve a este arte y siempre tiene la memoria de los momentos en familia. El tejer se convierte en un importante medio de unión familiar.

Muchos retoman el tejido en la madurez, cuando se han jubilado y tienen tiempo. Se convierte en una actividad que promueve el mantener activos y mentalmente saludables a los miembros de la familia, a compartir como comunidad.

Después de los terribles tiempos de confinamiento e incertidumbre por el COVID-19, el tejido es una manera de lograr sanación individual y colectiva.

Felicia Provenzano

Para participar en la exhibición Fibra/Arte en Nueva York, viajó desde California la artista mexicano-americana Felicia Provenzano. Esta posa para la gráfica con una de sus obras.

Carmen, en tu caso, ¿cuál es el propósito al tejer?

“En mi caso el tejido tiene un propósito, uno trata siempre de mantenerse en un rumbo positivo. Yo estoy enfocada en mi familia, el trabajo y el arte. No tengo tiempo para socializar, estoy en el estudio trabajando y buscando la manera de ayudar a otras personas”, comentó..

Y agregó: “Creo que Dios me puso aquí para trabajar y mejorar este mundo. Siento que estoy aquí por un propósito, trato de usar cada minuto para crear y para que la gente tenga la oportunidad de recibir algo”.

“Tejer es un arte intergeneracional, estamos trabajando con gente de más de noventa años, así como niños de cuatro, seis o quince años de edad. Quiero integrar, atraer a las personas y juntarlas, de diferentes generaciones, nacionalidades y grupos. Queremos que todos se sientan bienvenidos, que se rompan esquemas, que los hombres dejen de pensar que tejer es solo para mujeres”.

Eliana Crocheting In The City

Eliana de Crocheting in the city, junto a su trabajo participando en la muestra Fibra/Arte en el Upper East Side de Manhattan.

¿Es el tejido una nueva manera de trabajar las artes visuales?

La joven indicó que cuando vistió el árbol en honor a John Lennon, aprendió que tejer es más que hacer un suéter, gorras, etc. Dice que pueden elaborar símbolos e imágenes, tal cual como en una pintura y crear lo que uno quiera.

“Aprendí a hacer cosas diferentes y comencé a ponerlas en la comunidad, donde mucha gente respeta el arte del tejido, lo cuidan y están pendiente de que se mantenga, entonces ¿por qué no elevarlo artísticamente y presentarlo en una galería?”.

Dijo que habló con la directora de la escuela, quien al principio estaba escéptica. Pero se mostró convencida de que se puede lograr que la gente comprenda que la fibra y los tejidos son una expresión artística.

“No ha sido fácil, pero ahora muchos críticos de arte reconocidos en la ciudad lo han percibido así y hay un gran interés en el arte del tejido”, manifestó.

Karen Abreau

Otra que también posee el arte de tejer es la artista dominicana Karen Abreu muy feliz de participar en su primera exhibición colectiva junto a su trabajo “Ponte las pilas”.

Para ella, tejer es una terapia, un medio para compartir ideas, amor, la pasión que tenemos de crear una comunidad más grande, integrando a la gente y compartiendo entre todos.

Entre los veintidós participantes se incluyen el esposo de Carmen Paulino, Michael Paulino de República Dominicana. También su paisana Glenys Rivas, Rodrigo Soto de Chile, Alicia Soto de Puerto Rico, Andrea Stern y Felicia Provenzano de México. Finalmente, Arcadia Caraballo, entre otros artistas del tejido.

Más contenido por Juan Ulises De La Cruz Lluberes