Estilos de vida

La música más que una distracción un aporte a la salud

La música más que una distracción un benefactor para la salud
La música más que una distracción un benefactor para la salud

Santo Domingo.- Definitivamente la música forma parte de nuestro diario vivir, la mayoría de nuestras asignaciones  la realizamos escuchando música, ya que nos ayuda a la concentración o simplemente lo tomamos como un escape de nuestro alrededor.

De acuerdo a los expertos los seres humanos nacemos con la capacidad de diferenciar el ruido del sonido musical; La música de ritmo rápido puede elevar la frecuencia cardiaca, respiratoria y la presión arterial, mientras que la música de ritmo lento tiende a tener el efecto contrario.

Hay estudios que confirman que escuchar música de agrado puede liberar una sustancia llamada Dopamina u Hormona del Placer, la cual es un neurotransmisor te hace sentir bien. Esta puede ser la razón por la que cuando escuchas música alegre las emociones de alegría aumentan.

De hecho, la música en el embarazo estimula la frecuencia cardiaca del feto y permite que éste “sincronice” sus latidos con los de su madre. En este sentido, la música ayuda a que el bebé establezca sus primeros lazos con el exterior.

Aquí otros beneficios de escuchar música para la salud

Mejorar el estado de ánimo y Aumenta el optimismo

Escuchar música beneficia el bienestar en general, ayuda a regular las emociones, y crea felicidad y relajación en la vida cotidiana. También puede trasladarnos a un estado de ánimo mucho más positivo, recordar momentos felices, aumentar la autoestima y la confianza en nosotros mismos.

Reduce el estrés y la ansiedad.

El ritmo de trabajo que llevamos a veces puede ser agotador y estresante; por lo que escuchar música “relajante” media hora 2 veces por semana ha demostrado reducir significativamente los niveles de estrés.

Ademas se ha demostrado que disminuye la ansiedad en un estudio realizado en Italia donde las personas con la presión arterial alta reducían el ritmo cardíaco si escuchaban buena música durante media hora al día, 30 días seguidos.

La música mejora el ejercicio:

Las melodías no solamente eliminan la sensación de fatiga, cansancio y aburrimiento sino que actúa como un estimulante que aumenta la productividad. Un estudio realizado en 2005 demostró que escuchar música mientras se hace ejercicio aumenta la pérdida de peso y ayuda a ser constante.

Mejora la memoria y la cognición:

Investigaciones han demostrado que los elementos repetitivos de ritmo y melodía ayudan al cerebro a formar patrones que mejoran la memoria. Las canciones con ritmos fuertes hace que la concentración permanezca más aguda y los pensamientos más alerta y escuchar música suave mejora la capacidad de concentrarse durante más tiempo, no solo provocan bienestar y aumenta la creatividad, sino que el efecto dura aún después que la música haya dejado de sonar. Escuchar música puede ayudar a recordar cosas que se creían perdidas e incluso ayuda a mantener algunas habilidades mentales.

Calma el dolor:

Según los expertos , escuchar música a diario reduce el dolor crónico hasta en un 21% y se libera endorfinas, y éstas actúan como analgésicos naturales, eso hace que las personas sientan más control de su dolor.

Invita a socializar

La música une y ha sido el punto de reunión de las personas que comparten este gusto y pasión, esto hace que conozcamos gente nueva, vida social y a ser parte de diferentes grupos.

Buena para meditar

Las melodías y ritmos suaves tienen el efecto mágico y relajante sobre los estados de tensión del día a día, a muchísima gente la ayuda a meditar, la música de baja frecuencia es una de las mejores técnicas de relajación que existen. La terapia con música también ha sido usada para facilitar la comunicación, mejorar las interacciones, y expresar sentimientos como miedo, soledad, o enojo

Ayuda a niños con trastornos del espectro de autismo

 Estudios en niños con algún trastorno del espectro de autismo que recibieron musicoterapia se demostró una mejoría en las respuestas sociales, en las habilidades de comunicación, y en la capacidad de atención.

Calma a los bebés prematuros

 La música en vivo y las canciones de cuna pueden tener un impacto en los signos vitales, mejorar los comportamientos y patrones de alimentación en niños prematuros.

Más contenido por Lorenny Garó Sánchez