Estilos de vida

La importancia de romper estereotipos sobre el autismo para mejorar la comprensión

La importancia de romper estereotipos sobre el autismo
La importancia de romper estereotipos sobre el autismo (Foto; fuente externa)

La importancia de dar a conocer las situaciones emocionales por las que atraviesan las personas se ha convertido no solo en una manera de dar a conocer la situación, sino también una manera de generar conciencia sobre la importancia de la salud mental. En ese sentido, definiciones como ansiedad y depresión se pusieron sobre la mesa y lograron impulsar un nuevo entendimiento con el firme objetivo de combatir el estigma, según explican los expertos.

En este contexto, personalidades famosas, como los actores Anthony Hopkins y Keanu Reeves, revelaron su diagnóstico de trastorno de espectro autista. Elon Musk, el dueño de Twitter y Space X, también realizó lo propio. Una condición que ya había dado a conocer la activista medioambiental Greta Thunberg.

A nivel local, solo por citar un ejemplo, fue la conductora Maju Lozano quien, a los 51 años, afirmó, tras conocer su condición, que “fue volver a nacer”, ya que, en sus propias palabras, buscaba explicaciones donde no las había. “Ya no estoy más rota, siempre me sentí una persona rota”, aseguró.

El doctor Leandro Ale, médico psiquiatra (MN 132520) y licenciado en Psicología (MN 37816), del servicio de Psiquiatría adultos de Fleni, explicó a Infobae: “La condición autista está entendida dentro de un espectro, comprendiendo a personas que presentan aspectos en común, pero también marcadamente diferenciados”.

“Para las personas con autismo la interacción e interpretación de las intenciones de otro se torna un desafío. También suelen tener intereses o pasiones muy profundas que restringen el foco de interacción con otro. Muchas veces la vinculación con el exterior se ve entorpecida por una hipersensibilidad sensorial, lo que afecta de manera negativa sus relaciones”.

Dijo El doctor Leandro Ale, médico psiquiatra

Según la Universidad Nacional Autónoma de México, en el caso de adultos que nunca han recibido un diagnóstico, algunos síntomas que podrían ayudar a identificar el TEA son:

-Problemas de comunicación e interacción social

-Conductas estereotipadas (balanceo del cuerpo, marcha en el lugar, etc.)

-Resistencia a los cambios atípica, desbordada

-Repertorio de intereses limitados

-Problemas para obtener y mantener un empleo

RECOMENDAMOS LEER:

Dificultad para iniciar o mantener relaciones sociales

Las características propias del espectro autista tienen su aparición en los primeros años de la vida, sin embargo, a veces se “enmascaran”, y así el individuo puede llegar a la adultez sin un diagnóstico.

“Muchas personas con autismo han aprendido a sortear sus dificultades adoptando conductas observadas en los demás. Este enmascaramiento de su forma de ser y funcionar implica un alto monto de sufrimiento y sentimientos de inadecuación, lo que predispone a presentar sintomatología de orden ansioso o depresivo.”

Expresó Ale

Y agregó: “Las personas dentro del espectro autista con poca necesidad de apoyo pueden llegar a la adultez sin un diagnóstico, pero suelen evidenciarse los síntomas satélites secundarios a la condición, como la ansiedad o la depresión, lo que motiva la consulta”.

“En la actualidad hay más mujeres autistas que las que se diagnosticaban años atrás, sesgados por la idea de que el autismo era cosa de varones continuó el experto. Se observó que por cuestiones culturales, las mujeres con esta condición tienden a pasar más desapercibidas y a enmascarar sus rasgos mucho más que los hombres”.

Qué es el masking y por qué demora el diagnóstico

La demora en el diagnóstico se debe a un mecanismo de defensa denominado masking o camuflaje, el cual es utilizado por las personas con autismo, en especial las mujeres, para adaptarse a las demandas del entorno.

Sobre este punto, Alexia Rattazzi, psiquiatra infantojuvenil, (MN 101.875), directora ejecutiva de Programa Argentino para la Niñez, Adolescencia y Adultez de Personas con Condición del Espectro Autista (Panaacea) había explicado a Infobae, en una nota reciente, que “el masking, que es la palabra en inglés para ‘enmascaramiento’ o ‘camuflaje’ en castellano, alude a aquellas personas que intentan enmascarar, camuflar o disimular algunas características que tienen, generalmente, asociadas a su neurodivergencia. O sea, esas características atípicas que los hace como distintos a los demás para encajar en el ámbito social”.

“Lo que hacen como estrategia es observar a otras personas en quienes ven que se les da como más sencillo interactuar e imitar y copiar su comportamiento, lo cual requiere mucha energía y dedicación. Es una estrategia comúnmente utilizada por personas con espectro autista”, completó Rattazzi. Al tiempo que aclaró que estas características “no aparecen de repente de un día para otro en la vida adulta, sino que forman parte de la personalidad, de la manera de procesar de la persona”.

Adultos con autismo

Un estudio realizado en Estados Unidos en 2023 advirtió un crecimiento de diagnósticos de autismo entre personas adultas. La investigación fue publicada en la revista JAMA Psychiatry y realizada a más de 400.000 personas por científicos de la Universidad de Boston. Según indicaron en el documento, entre 2011 y 2019, la cantidad de personas mayores de 18 años diagnosticadas con autismo se incrementó a más del doble entre quienes tienen Medicaid, un seguro médico para personas de bajos ingresos en Estados Unidos.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) registraron en 2016 una prevalencia de una persona con autismo cada 54. Dos años más tarde, fue de 1 en 44. En 2020, la prevalencia fue la más alta de su historia 1 cada 36. Para los expertos, una de las razones es que hay una mayor visibilización del autismo y un mayor acceso a diagnósticos.

El Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos explicó: “Con frecuencia, es más difícil diagnosticar los trastornos del espectro autista en los adultos que en los niños. En los primeros, algunos síntomas pueden coincidir con otros trastornos, como el trastorno de ansiedad o de déficit de atención con hiperactividad”. Es por eso que recomendaron que “cualquier adulto que note que tiene señales o síntomas de trastornos del espectro autista hable con el médico y le pida que lo derive para que le realicen una evaluación”.

Asimismo indicaron que la prevalencia de autismo en adultos con Medicaid aumentó de 4,2 por cada 1.000 asegurados a 9,5 cada 1.000. El mayor incremento se dio en edades de entre 25 y 34 años, donde creció un 195 %.

LE PUEDE INTERESAR:

Más contenido por Redacción CDN

Más noticias