Internacionales

Estados Unidos pide encontrar solución pacífica sobre las protestas en Ecuador

Estados Unidos.- El gobierno de Estados Unidos llamó a “todas las partes a que se abstengan de la violencia” en Ecuador, después de diez días de protestas que se han saldado con muertos, heridos y desaparecidos, afirmó el jefe de la diplomacia para América Latina y el Caribe.

Apoyamos los esfuerzos para encontrar una solución pacífica y negociada a las protestas en Ecuador y hacemos un llamado a todas las partes para que se abstengan de la violencia

Brian Nichols, jefe de la diplomacia para América Latina y el Caribe.

Y se mostró conciliador con ambas partes. “Debe respetarse el derecho de manifestación pacífica, así como el derecho de los ciudadanos a la seguridad, la libertad de circulación y los servicios básicos”, aseguró.

Puedes leer:

Además, recomendó a sus ciudadanos evitar viajes al país sudamericano debido a los “disturbios y la criminalidad”; ya que son desatadas por las protestas contra las políticas económicas del Gobierno del presidente Guillermo Lasso.

Anuncio del Departamento de Estado

A través de un comunicado, el Departamento de Estado anunció que elevó la alerta de viaje a Ecuador a nivel 3. Esto implica “evitar los viajes debido a serios riesgos para la seguridad”.

“Reconsideren los viajes a Ecuador debido a los disturbios civiles y la delincuencia. Algunas áreas tienen mayor riesgo”, explicó la oficina.

Además, pidió no viajar por ningún motivo a las provincias de Carchi, Sucumbíos y Esmeraldas, en el norte del país, ni a la zona sur de la ciudad de Guayaquil, donde la alerta de viaje aumentó al nivel 4, el de mayor riesgo.

La delincuencia es un problema generalizado en Ecuador. Los delitos violentos, como el asesinato, el asalto, el secuestro exprés y el robo a mano armada son comunes

Departamento de Estado.

Agregó que hay manifestaciones “habitualmente en todo el país”, que pueden provocar cierres de carreteras sin aviso y bloqueos en los accesos de los aeropuertos.

Las protestas actuales, lideradas por grupos indígenas, comenzaron el 13 de junio en contra de la carestía y las políticas económicas del Gobierno. Activistas han denunciado abusos y represión por parte de Policía y militares.

Exigencias al gobierno

El miércoles, alrededor de 10.000 indígenas llegaron a Quito para exigir al Gobierno que baje los precios, levante el estado de excepción en seis provincias del país y “desmilitarice” un parque de la capital donde tradicionalmente se concentran los indígenas, ahora bajo control de la fuerzas de seguridad.

Lasso, que asumió el poder en mayo de 2021, considera que presionan para sacarlo del poder.

El Gobierno de Lasso ha declarado el estado de excepción en las provincias andinas de Imbabura, Pichincha, Cotopaxi, Tungurahua y Chimborazo, así como en la amazónica de Pastaza, en su afán de contener la movilización indígena que se ha instalado con fuerza en Quito.

Por su parte, las movilizaciones lideradas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) ya cumplieron su décima jornada. Miles de manifestantes de las distintas comunidades indígenas del Ecuador llegaron a Quito, mientras otros mantienen las protestas en sus territorios.

Luego de diez días de la medida de hecho que busca que el gobierno ecuatoriano cumpla con una agenda de 10 puntos; que incluye los precios de la gasolina, derechos laborales, condonación de créditos en la banca, entre otros, las consecuencias sociales y económicas son considerables.

Fuente: Infobae

Más contenido por Redacción CDN