Espectáculos

Alejandro Sanz hace una parada de #LaGira en el Quisqueya

Alejandro Sanz
Alejandro Sanz

Por primera vez Alejandro Sanz realizó un concierto en el Estadio Quisqueya Juan Marichal. Ocurrió este sábado 7 de mayo con su tour #LaGira que presentó el jueves en Puerto Rico y cuyo próximo punto es Guatemala.

Sanz, que cumple 30 años con la música, arrancó a cantar “Hoy que no estás» una canción suya de 1997, seguida de “Back in the city», de 2019, último año en que había atado por estos lares, por culpa de la pandemia.

Siguieron juntas en un midley “Deja que te bese”, grabada junto a Marc Anthony, “El alma al aire”, «Regálame la silla», “Hoy llueve, hoy duele” y “Mi marciana”, temas que conmovieron y que movieron al público, que supo ir del entusiasmo a la euforia. Precisamente en “Mi marciana” incluyó un homenaje a Juan Luis Guerra con un fragmento intertextual de “Burbujas de amor”. “Quisiera ser un pez”, cantó dejando a sus seguidores con ganas.

Karina Pasián

“Quiero dar las gracias, primero porque tengo la oportunidad de cantar aquí en este país bendito, muchas gracias, de verdad, por recibirnos”, dijo… “además porque aquí en la banda tenemos a tres dominicanos: Crhis (pianista), Helen (baterista) y Karina (coro)”, anunció. Se refería a Chris Hierro el mismo de Taxi Amarillo, hijo de Henry Hierro, Helen La Montra una baterista fuera de liga y Karina Pasián, una vocalista de extraordinaria calidad que con su primer álbum estuvo nominada en el 2016 a los Grammy Awards como mejor disco de R&B y que ahora se ha radicado en España.

La baterista Helen (La Montra)

Karina Pasián salió del coro para cantar a duo con Alejandro Sanz “Looking for Paradise” y “Mi persona favorita” con una evidente química entre Karina y Sanz quien la considera una pupilo.

El público también coreó “Lo que fui es lo que soy”, “Cuando nadie me ve”, “Labana”, y en otro midley “Amiga Mía”, «He sido tan feliz», «Hay un universo». De Joaquín Sabina interpretó «Contigo».

Y en el alfeizar del final: No es lo mismo, Quisiera ser y Corazón partío, en falso final (¿habrá algún artista que no lo haga?), para regresar con Viviendo de prisa, Lo ves y un midley, el tercero con Y si fuera ella, y Este último momento.

En algún sitio lo veía Rachel Valdés, la artista plástica cubana que es su mujer. En otra esquina la luna inmensa lo saludaba toda la noche.

 

Más contenido por Redacción CDN