Entretenimiento

Liberan al presunto asesino del rapero Takeoff bajo fianza

Liberan al presunto asesino del rapero Takeoff bajo fianza
Liberan al presunto asesino del rapero Takeoff bajo fianza

Leer también:

Santo Domingo, RD.- Patrick Xavier Clark, el presunto asesino del rapero Takeoff, pagó una fianza de 1 millón de dólares y salió de la cárcel del condado de Harris en Texas el miércoles por la noche.

Su fianza inicial se fijó en 2 millones de dólares, pero el tribunal retiró la cantidad después de que sus abogados, Carl Moore y Letitia Quiñones, argumentaron que era excesiva y, por lo tanto, inconstitucional. La ley de Texas requiere que la fianza no se utilice para retener a los acusados ​​(es decir, financieramente hablando) sino, para garantizar su regreso a la corte.

Ahora que Clark está fuera debe acatar las condiciones de su liberación. Según TMZ, los documentos judiciales, se someterá a arresto domiciliario y no tendrá contacto con ciertas personas relacionadas con el caso, incluida la familia de Takeoff y el ejecutivo musical J Prince y sus familiares.

Clark también tiene prohibido poseer armas mortales y debe usar un monitor GPS para que la policía pueda rastrear sus movimientos.

Arresto

Clark fue arrestado en diciembre y acusado de ser el presuento asesino de Takeoff. La policía vinculó a Clark con el crimen principalmente mediante el uso de imágenes de vigilancia y de teléfonos celulares para identificarlo.

Takeoff's Mother & Father Are Battling Over His Estate

TMZ reveló que Takeoff y su colaborador de Migos, Quavo. Estaban de fiesta con unas 30 personas en una bolera en Houston el 1 de noviembre. El video muestra a algunos de los asistentes enzarzados en un altercado, que rápidamente se convirtió en violencia.

Clark supuestamente sacó un arma y disparó varios tiros, mismo que impactaron a Takeoff fatalmente en la cabeza y el torso. Lo que es peor, es que la estrella del hip hop era un transeúnte inocente desarmado, que no participó en la discusión inicial.

Otras dos personas también recibieron disparos, pero sus heridas no ponían en peligro sus vidas.

Más contenido por Liliana Pou