Noticias

Juntos y enamorados Angelique Boyer y Sebastián Rulli

Sebastian Rulli
Sebastian Rulli

Angelique Boyer y Sebastián Rulli no entienden por qué hay gente a la que le parece  extraño o intimidante trabajar con su pareja, pues ellos están súper felices haciéndolo.

Los actores, quienes son novios  hace dos años, actualmente pasan largas horas grabando Tres veces Ana,  tercera telenovela que protagonizan juntos.

“La mayoría de las personas que realmente están enamoradas desean llegar a sus casas para compartir con ellos. En este caso estar todo el día al lado de esa persona es maravilloso y aparte de que nos apoyamos nos entendemos, hacemos lo que nos gusta. Creo que ayuda y suma más de lo que la gente piensa de lo que debería restar, no sé por qué. La gente teme estar todo el día con la persona que ama”, aseguró Sebastián.

Angelique aseguró que tener el apoyo del otro en esta novela ha sido muy importante, pues es un proyecto que requiere otro tipo de dinámica de trabajo, ya que ella interpreta a tres personajes distintos y Sebastián, prácticamente, a dos.

Tres veces Ana, que estrenará Univision Puerto Rico el 6 de septiembre, a las 7:00 p.m., es una readaptación de la popular novela de los ochenta, Lazos de amor, que protagonizó Lucero.

Angelique hace el papel de las trillizas “Ana Lucía”, “Ana Laura” y la malvada “Ana Leticia”. Por su parte, Sebastián primero es “Marcelo Salvaterra”, el esposo de “Ana Leticia”, quien lo manda a matar, razón por la que pierde la memoria. Tras ese suceso, es “Santiago”, un taxista que solo recuerda el rostro de “Ana Leticia”.

“A la verdad que ha sido un proyecto muy diferente a lo que estamos acostumbrados a hacer. Nos sentimos efectivamente muy afortunados como actores de poder jugar tanto en el set, en un solo proyecto interpretar tantas emociones tan diferentes. Así que estamos disfrutando mucho de poder entrar a todos los países a contarles esta historia que está llena de tramas, de suspenso”, dijo la actriz en entrevista telefónica durante una pausa en la grabación.

Los artistas aseguran que son bastantes los elementos diferentes que tiene la novela de la versión original.

El inicio de la historia guarda parecido con su antecesora, pues las hermanas  pierden a sus padres en un accidente de auto, pero hay giros distintos. Por ejemplo, Ana Laura no es ciega como fue el personaje de Lucero, sino que perdió una pierna en el accidente.

“Lo que se puede comparar es el hecho de que sean tres hermanas interpretadas por una misma actriz, obviamente trillizas, y que desapareció una de ellas. El resto es  una historia muy actualizada con toques modernos, con la tecnología de nuestra parte.  Y está contada de una manera mucho más ágil de un modo donde el televidente esté atrapado con la historia”, aseguró él.

Una de las diferencias más grandes y más comentadas es la integración de escenas bastante sugestivas, que hay sitios web que aseguran que en Estados Unidos fueron censuradas. Sin embargo, los actores sostienen que no son ofensivas.

“Estamos trabajando una novela que es para toda la familia, no estamos dando ningún mal consejo. Tenemos personajes que tienen errores, que son antagonistas y no estamos buscando que ese sea el ejemplo. La verdad es que hay escenas muy sugestivas, pero también pueden darse cuenta de que no hay desnudos como podría haber en otra programación en el mismo horario”, destacó Angelique.

La mayoría de esas secuencias son protagonizadas por el personaje de “Ana Leticia”. Incluso, una de ellas muestra a la pareja de la vida real haciendo el amor.

“Creo que es una mala publicidad que se genera por un personaje que es muy controversial como “Ana Leticia”. Lo estamos haciendo con mucho cuidado, pero es un personaje del que no nos sentimos orgullosos. No sé por qué estas antagonistas tienen tanto auge, cuando en verdad es un personaje que está enfermo. No me interesa hacer algo vulgar o que ofenda al espectador”, concluyó la actriz.

Los actores manifestaron que les encantaría venir al País a promocionar la novela si la grabación se los permite.

Desde: PRIMERAHORA