En Desarrollo

Muere a los 81 años David Crosby, el superviviente del “sex, drugs and rock & roll”

Muere a los 81 años David Crosby, el superviviente del “sex, drugs and rock & roll”
Muere a los 81 años David Crosby, el superviviente del “sex, drugs and rock & roll”

El músico y compositor David Crosby, fundador de los Byrds y Crosby, Still & Nash ha fallecido este jueves a los 81 años tras una larga enfermedad. Así lo anunció su esposa Jan en la revista Variety.

Nacido en 1941 en Los Ángeles, California, Crosby creció como el privilegiado hijo del cineasta Floyd Crosby, ganador del Oscar. Todavía era un adolescente cuando comenzó a tocar en clubs angelinos junto a sus hermanos.

En el circuito folk, tocando versiones de los Beatles, fue donde conoció a Roger McGuinn, junto al cual fundaron los Byrds en 1964 acompañados por Gene Clark, Chris Hillman y Michael Clark. Juntos marcaron el canon del folk-rock californiano de los 60.

Su primer single, Mr. Tambourine man, versionando a Bob Dylan con arreglos eléctricos, les catapultó en las listas de ventas. Poco después publicaban Turn! Turn! Turn! de Pete Seeger, en la mísma línea que con el paso de los años influiría en bandas como los Eagles o R.E.M.

Fundador de los Byrds y los Crosby, Still & Nash, el californiano puso la música de la época hippie

Tan conocidos por su música como por su llamativa forma de vestir, la banda dio la espalda al bigotudo Crosby en 1967. Esto a consecuencia de la tensión entre sus componentes, agraviados por sus escarceos el LSD. “No sé por qué estoy vivo, cuando no lo está Jimi (Hendrix), ni está Janis (Joplin)…”, se preguntaba el propio Crosby en una entrevista a la revista Rolling Stone en 2014, que lo etiquetó como “el superviviente más improbable del rock”.

Tras dejar los Byrds, el californiano pronto buscó otra formación, uniéndose con Stephen Stills y Graham Nash. Era 1968 y había nacido Crosby, Stills & Nash, trío al que pronto se les añadió Neil Young, añadiendo a la vez el brillo de la fama del canadiense y, cómo no, una lucha de egos que explica la brevedad del experimento, que sólo publicó dos discos: Crosby, Stills & Nash en 1969, en formato trío, y Déja Vu, ya como cuarteto en 1970. Ambos discos tuvieron gran éxito, vendiendo millones de copias gracias a temas como Judy Blue Eyes, Our House, Helpless, Marrakesh Express, Guinnevere, o Almost Cut My Hair, firmando parte de la banda sonora del movimiento hippie.

Fue en aquellos años cuando Crosby tocó el cielo durante la actuación en el festival de Woodstock, donde saltó al escenario luciendo su icónico bigote y la larga melena recogida.

David Crosby (centro), junto a Stephen Stills (izq.) y Graham Nash.

La disolución de la banda no acabó con la adicción de Crosby al alcohol y las drogas, pero le permitió iniciar su irregular carrera en solitario. If I Could Only Remember My Name fue su primer album en 1971. Afectado por la muerte de su mujer en 1970 y enganchado a la heroína, la música fue lo que lo salvó. “El único lugar en el que podía resistir era el estudio”, dijo Crosby en una entrevista en el 2021.

Castigado por sus excesos, a lo largo de su vida Crosby ha pasado por accidentes, encarcelamientos, un transplante y la lucha contra la hepatitis C y la diabetes. Entretanto, el músico tuvo tiempo para tocar en algunas de las reconciliaciones de Crosby Still & Nash mientras retomaba a trompicones una carrera en solitario que le llevó a publicar 10 álbumes, el último Here if you listen en el 2018.

Teníamos razón sobre los derechos civiles, teníamos razón sobre los derechos humanos; teníamos razón sobre que la paz era mejor que la guerra”, afirmó Crosby en el 2006 recordando los años 60, “pero creo que no éramos capaces de distinguir nuestro culo de un agujero en el suelo a causa de las drogas, y eso nos perjudicó mucho”.

Puedes leer:

Más contenido por Redacción CDN