Una medalla salvadora para la familia de Paulino

familia-de-marileidy-paulino

A pocos metros de la residencia del inmortal de Cooperstown, Vladimir Guerrero, en Don Gregorio, Nizao, vive Marileidy Paulino, quien hoy buscará hacer historia en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Esta comunidad, enclavada en la provincia Peravia, está a la espera de que el reloj marque las 8:35 de la mañana para ver a una de las promesas más emocionantes del atletismo dominicano, quien tiene como misión darle al país la cuarta medalla olímpica en este certamen, que concluye este domingo.

“Estoy impaciente”, dice a elCaribe doña Anatalia Paulino, madre de Marileidy desde su hogar en Don Gregorio. “Yo ni quiero ver la carrera. Tengo fe en Dios de que ella va a salir por la puerta grande. Vamos a sacar fuerzas para que Dios le dé esa felicidad, tanto a ella como a todo el pueblo dominicano que ha estado pendiente de todo lo que ha hecho tan lejos de su familia”, agregó.

La velocista, de 24 años, estará accionando en los 400 metros planos. Saldrá en el quinto carril y con el número 1684 en su espalda. Busca convertirse en la primera criolla en atletismo individual en conquistar una presea olímpica. De lograrlo, sería la segunda dama después de que Crismery Santana se adueñara del bronce en pesas el pasado lunes.

“Es un orgullo inmenso el que tengo con mi nieta”, señala su abuela, doña Esperanza Paulino sobre Marileidy, quien también se alzó con la presea de plata en el relevo mixto 4x400. “Ella es una muchacha ejemplar que mañana (hoy) pondrá más en alto a la República Dominicana y con Dios delante lo logrará”.

Paulino viene de obtener su boleto para la lucha por medallas tras cruzar la meta de primero con un tiempo de 49:38 segundos, implantando un nuevo récord nacional, así como su mejor marca personal. Tendrá como rival en la carrera a Quanera Hayes, de Estados Unidos; Roxana Gómez (Cuba), Candice McLeod (Jamaica); Stephenie Ann McPherson (Jamaica); Shaunae Miller-Uibo (Bahamas); Jodie Williams (Gran Bretaña) y Allyson Felix (Estados Unidos).

“Lo bueno es que la carrera es temprano. No tendremos que madrugar como en competencias anteriores. Todos estamos orando para que pueda hacer realidad su sueño como corredora sola, porque ya ganó una plata. Ella es una excelente inspiración para la juventud dominicana”, puntualizó Juan Antonio Jiménez.

Por una mejor vida

Doña Anatalia relata que en su última conversación con su hija, desde Tokio, le prometió, que de ganar medalla, no pagará más renta de alquiler de casa.

“Mi mai’, tranquila que usted tendrá su casa”, decía mientras sus palabras se entrecortan y a la vez sacaba fuerzas para seguir hablando. La casa es de madera. “Allí no podemos vivir porque cuando llueve ya usted sabe lo que pasa”, señala Anatalia.

FUENTE: elCaribe.com.do

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorDan pedrada en la cabeza al primer ministro de San Vicente y Granadinas, Ralph Gonsalves
SiguienteAutoridades reciben a atletas dominicanos que participaron en Tokio 2020