Un flujo constante de personas ha depositado flores a las puertas del Palacio de Buckingham

Reino Unido.- Sobriedad en el funeral del Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo y consorte de la Reina Isabel II, por las restricciones del coronavirus. Sólo está prevista la asistencia de treinta personas, además de los oficiantes.

El Príncipe Carlos encabezará el cortejo a pie junto a sus dos hijos, los príncipes Guillermo y Enrique.

El domingo, tras un servicio religioso en el Palacio de Windsor, dos de los hijos del duque hablaron con emoción de su padre, fallecido el viernes a los 99 años.

El príncipe Eduardo de Gran Bretaña explicó: "Los extraordinarios homenajes y los recuerdos que todo el mundo ha tenido y ha estado dispuesto a compartir han sido fantásticos. Y eso demuestra que, aunque haya sido nuestro padre, nuestro abuelo y nuestro suegro, significaba mucho para muchas otras personas".

El príncipe Andrés se refirió a su madre, Isabel II: "La Reina, como es de esperar, es una persona increíblemente estoica... Describió la pérdida como algo que ha dejado un enorme vacío en su vida. Pero nosotros, la familia, los que estamos cerca, nos estamos reuniendo para asegurarnos de estar ahí para apoyarla".

Gran número de simpatizantes continúan visitando el Palacio de Buckingham y otras residencias reales para testimoniar su pesar.

Un flujo constante de personas ha depositado flores a las puertas del palacio a pesar de las peticiones de la familia real de no aglomerarse debido a las restricciones.