Informó que los horarios de audiencias se organizarán

Santo Domingo, RD.- El presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Luis Henry Molina, destacó este martes, Día del Poder Judicial, que ha decidido atender personalmente los expedientes de mayor antigüedad pendientes de resolución ante ese organismo y que “continuará en el esfuerzo de reducir el retardo tanto tiempo como sea necesario”.

“Varios de ellos aguardan por sentencia desde el siglo pasado. ¡No podemos aceptarlo! No es posible suspender la vida de nuestra gente porque tribunales retrasen una decisión o que un derecho personal o económico sea vulnerado porque las medidas para protegerlo estén en retardo.

Al observar los casos presentados en casación vemos el curso de largos años que muchos de esos asuntos han debido recorrer. Entre ellos hay procesos iniciados hace más de una década. En la propia SCJ, se han acumulado 18,357 casos que en junio de 2019 esperaban resolución”, expresó el magistrado.

Contenido relacionado: Presidente SCJ: “Justicia dominicana tiene sus problemas, pero viene fortaleciéndose”

Molina indicó que dará especial prioridad a la resolución de asuntos atrasados en la SCJ a través de la redistribución de la carga judicial.

Informó que los horarios de audiencias se organizarán y se regularizarán y simplificarán procedimientos internos y formalidades al modo de Corte de Casación Francesa y Audiencia Provincial de Madrid, para que los magistrados de Corte de Apelación puedan resolver asuntos de primera instancia.