Presidente EEUU dicta medidas contra la brecha económica que afecta a la población negra

EEUU

Va a centrar esas políticas en fomentar la propiedad de viviendas y de pequeños negocios entre las personas de color y más desfavorecidas

Washington, Estados Unidos.- El Gobierno del presidente de EE.UU., Joe Biden, anunció este martes una batería de medidas para recortar la brecha económica entre razas, que incluyen acabar con la discriminación racial en el mercado de la vivienda, con motivo del centenario de la masacre de Tulsa (Oklahoma).

Biden se encuentra este martes en esa población para conmemorar esa tragedia, en la que se calcula que al menos 300 afroamericanos perdieron la vida a manos de una turba de blancos.

En paralelo, la Casa Blanca informó en un comunicado de una serie de pasos "para estrechar la brecha económica racial e invertir en las comunidades que se han quedado atrás por políticas fallidas".

Y para ello va a centrar esas políticas en fomentar la propiedad de viviendas y de pequeños negocios entre las personas de color y las más desfavorecidas.

El Gobierno estadounidense señaló que va a lanzar un "esfuerzo interinstitucional único" para abordar la desigualdad en las tasaciones de viviendas y va a imponer normas "para combatir de forma agresiva" la discriminación en este mercado.

La Casa Blanca citó un estudio de 2018 del laboratorio de ideas Brookings, que apunta que la mayoría de los inmuebles en barrios de mayoría negra son a menudo valorados unos decenas de miles de dólares menos que casas similares en zonas de predominio blanco.

Asimismo, adelantó que va a aumentar en un 50 % los contratos federales con pequeñas empresas cuyos propietarios estén en una situación desfavorecida, lo que se traduce en 100.000 millones adicionales para este fin a lo largo de cinco años.

El Ejecutivo considera que con esta medida alentará a los emprendedores afroamericanos y latinos para que tengan sus propios negocios.

Más allá de estos pasos, la Administración de Biden enumeró una serie de puntos, que ya están recogidos en su plan de infraestructuras, que está siendo negociado con los republicanos, para acabar con las diferencias económicas raciales.

Entre esas políticas está la creación de un fondo de 10.000 millones de dólares para respaldar proyectos de infraestructura y revitalizar comunidades; y 15.000 millones de dólares para remodelar infraestructuras existentes y eliminar barreras a la movilidad u otros obstáculo que aíslen determinadas zonas.

En una llamada el lunes con periodistas, funcionarios del Gobierno indicaron que con estas medidas el presidente quiere demostrar que está dispuesto a actuar, más que participar en una conmemoración, para apoyar a los vecinos de población negra de Tulsa.

Aun así, los funcionarios subrayaron que las medidas afectarán a todo el país, aunque están diseñadas a impulsar comunidades como la de Tulsa.

Biden expresó este lunes su compromiso de acabar con las "raíces del racismo sistémico" en el país, con motivo del centenario de la masacre.

En una proclamación presidencial, consideró que el Gobierno de EE.UU. debe hacerse cargo y reconocer el papel que desempeñó en el pasado para arrebatar la riqueza y las oportunidades a las comunidades negras.

En ese sentido, manifestó el compromiso de su Administración a la hora de admitir ese papel de las autoridades y de abordar las desigualdades raciales con "inversiones históricas" en la seguridad económica de las familias y programas con fondos para pequeños negocios en zonas desaventajadas, entre otros.

Fuente: EFE

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorDetienen en España a una mujer por cortarle el pene a su jefe
SiguienteVIDEO: Policía realiza detención contra jóvenes que se besaban frente a edificio de apartamentos