La furia de LeBron James tras caer en el tercer partido; abandonó la cancha a falta de 10 segundos

COMPARTIR

En una noche en el que el alero Jimmy Butler estableció su mejor marca como profesional en playoffs al aportar un triple-doble de 40 puntos, 13 asistencias y 11 rebotes en la victoria de el Heat de Miami por 115-104 contra Los Angeles Lakers en el tercer partido de las Finales de la NBA, LeBron James volvió a ser protagonista.

El ex jugador de los Cleveland Cavaliers se mostró molesto por el desarrollo del encuentro y no ocultó su frustración. A falta de 10 segundos para que finalice oficialmente el tiempo reglamentario decidió abandonar la cancha y salir rumbo a los vestuarios.

La victoria sorpresa de el Heat, fue la primera de la serie que disputan al mejor de siete y que ahora está con ventaja de 2-1 para el equipo de los Lakers. El cuarto partidos se jugará el martes en el mismo escenario de la burbuja de Orlando.

Los segundos finales que se vivieron en el AdventHealth Arena evidenciaron el malestar del equipo de Los Angeles, que no pudo ponerse en ventaja sobre el final de ninguno de los cuatro tiempos.

La inspiración de Butler, que logró el tercer triple-doble de 40 puntos en la historia de las Finales, sentenció la tan aclamada superioridad de los Lakers, que a diferencia de los dos partidos anteriores, sus dos estrellas, el pívot Anthony Davis y el alero LeBron James, no mostraron su mayor intensidad.

En la rueda de prensa posterior a la derrota, el basquetbolista de 35 años reconoció que “ellos son realmente buenos ofensivamente” y, al ser consultado sobre si su desaparición de la pista había sido por frustración o por que pensó que el partido había terminado, se limitó a decir que fueron “ambas”.

“No creo que estemos preocupados. No lo estamos. Sabemos que podemos jugar mucho mejor. Tenemos otra oportunidad de tomar el control el martes”, sentenció.

Junto a Butler, el escolta novato Tyler Herro y el pívot canadiense Kelly Olynyk, que volvió a salir de reserva, anotaron 17 puntos cada uno como segundos máximos encestadores de el Heat. Mientras que el escolta-alero Duncan Robinson y el alero llegaron a los 12 tantos cada uno.

Esta vez, James acabó como líder de los Lakers, al conseguir un doble-doble de 25 puntos, 10 rebotes y ocho asistencias, que no fueron suficientes para darle la victoria a su equipo, pero estableció otra marca individual.

Ahora tiene 843 asistencias, que es 222 más que nadie en esta temporada, mientras que el pívot serbio Nikola Jokic, de Denver, es segundo con 621. Ese será el mayor margen entre el primero y el segundo en la NBA desde 2004-05, cuando Steve Nash (1.031) tenía 363 más que Stephon Marbury (668).

Fuente: Infobae

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorJuramentan nueva gobernadora de Nagua
SiguienteMinistro José Paliza: “RD vive hoy la crisis más cruel de los últimos 50 años”