EE.UU. retira visa a más de 300 ecuatorianos involucrados en presuntos delitos de corrupción

5eff352ae9ff713f832b6eab

"No queremos a los ladrones y su plata en mi país, al contrario, vamos a continuar investigaciones internacionales", dijo el embajador Michael J. Fitzpatrick.

EE.UU. retiró visas a ecuatorianos que están siendo investigados por corrupción y otros delitos, informó el embajador estadounidense en Ecuador, Michael J. Fitzpatrick.

"Hemos quitado en las últimas semanas más de 300 visas, por ejemplo, de personas ecuatorianas involucradas en varias investigaciones, y no solamente grupos de mafias, también sus familiares", dijo Fitzpatrick, durante la donación de insumos médicos a la Policía Nacional.

Sin dar mayores detalles de alguno de los afectados, el diplomático añadió que hay indicios fuertes de que personas involucradas en estos delitos, quienes utilizan "dinero robado del pueblo ecuatoriano", han violado las normas estadounidenses. Por ese motivo, el país tiene el "derecho" y la "obligación" de revocarles la visa.

"No queremos a los ladrones y su plata en mi país, al contrario, vamos a continuar investigaciones internacionales", enfatizó.

Sus declaraciones se producen cuando la Fiscalía General del Estado (FGE) adelanta varias investigaciones por hechos de corrupción registrados durante la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus.

Solo en mayo y junio se destaparon cerca de medio centenar de casos, relacionados con sobreprecio en compras públicas de insumos médicos y canastas de alimentos, y cobro para entrega de cadáveres en medio de la emergencia.

La polémica más reciente tiene que ver con el uso del carné de discapacidad, por parte de algunos políticos, para la importación de bienes exentos del pago de tributos.

Fuente: RT.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorLópez Obrador se haría prueba de COVID para cumplir protocolo de Casa Blanca
SiguienteProcuradora electoral continuará trabajando de manera remota pese a ser detectada con Covid-19