Un juez exige descargar Uber a los detenidos por conducir en estado de ebriedad

Al magistrado Michael A. Cicconetti se le ocurrió la idea tras conversar con un amigo que fue condenado varias veces por beber y conducir. Los juzgados deberán instalar la aplicación en el tribunal para obtener la libertad condicional

Una mujer de 26 años de edad de Painesville, ciudad de Ohio, se topó en una audiencia con el juez municipal Michael A. Cicconetti, conocido en EEUU por sus creativas sentencias, el 6 de junio por su primer arresto por conducir en estado de ebriedad.

La mujer fue detenida alrededor de las 3 am del 3 de junio por la Patrulla de Carreteras de Ohio en la Ruta 2 cerca del puerto de Fairport. El agente notó que sus ojos estaban inyectados en sangre y tenía un fuerte olor a alcohol.

Vea También: Ley sobre baños y transexuales fracasa en Texas

Cuando el juez le preguntó por qué conducía ebria, respondió: "Trabajé un doble turno en un restaurante en el centro de Willoughby y me quedé para beber algo".

La acusada se declaró culpable y fue sentenciada a cumplir tres días de cárcel o completar un programa de prevención del conductor, que le costará USD 328. También debe pagar USD 928 en multas y costos judiciales. Además, estará en libertad condicional por seis meses y su licencia de conducir será suspendida por todas las razones no laborales durante ese tiempo.

Cicconetti le dijo que todo esto podría haber sido evitado con sólo apretar un botón.

A fines de mayo, el juez comenzó a exigir a los condenados por conducir bajo la influencia que descargaran las aplicaciones de Uber y Lyft (servicios de transporte) a sus smartphones e ingresaran un número de tarjeta de crédito como condición de la libertad condicional.

"No es una de esas sentencias inusuales. No hay nada de loco", dijo Cicconetti. "Es sólo sentido común. Ahora que tenemos la tecnología y la mayoría de la gente tiene la capacidad de hacerlo, ¿por qué no hacerlo parte de su condena?"

"Si usted puede salvar a una persona de conseguir otra condena, de provocar un accidente, o de lastimar a otra persona, tiene sentido. Es sólo sentido común. No cuesta nada a nadie instalar la aplicación y activarla, y es mucho más barato que pagar los miles de dólares que tendrías que pagar por otro pena".

El juez dijo que un hombre condenado varias veces por su alcoholismo le dio la idea. "Había un sujeto de Fairport que sabía de esto. Lo veo en clubes y organizaciones a las que pertenezco", contó Cicconetti. "No podía impedir que esa persona beba. Hace años llegué a la conclusión de que con algunas personas simplemente no tiene sentido enviarlos a estos programas de alcohol porque no van a dejar de beber. Lo que uno debe hacer es detenerlos de beber y conducir".

"Este tipo estaba bebiendo en el Club de Cultura Húngara. Le dije: "Steve, por el amor de Dios, sólo vives a unas pocas cuadras, ¿por qué no llamas a Uber o Lyft para que te lleven? ¡No puede costarte más de tres dólares! Me dijo: 'No sé cómo hacerlo'. Le dije: 'Te digo cómo lo vas a hacer. Vas a volver a libertad condicional hoy y van a mostrarte cómo hacerlo. Y quiero que instales eso'".

"Fue su cuarta condena en general. Le dije: 'No seas estúpido'. Y entonces pude pensar en ello, y le dije: '¿Por qué no hacer esto por todo el mundo?' Así que a la semana siguiente, decidí adoptar esta medida como condición de libertad condicional".

En 2016, hubo 604 citas para conducción bajo la influencia emitidas para los acusados ​​que comparecieron en el Tribunal Municipal de Painesville.

Cicconetti dijo que espera que todos los jueces municipales empiecen a exigir a los infractores que activen tales aplicaciones de servicio de transporte. "Creo que los jueces de todo el país deben ordenarlo. No estoy promocionando a Uber o Lyft. No tengo intereses monetarios en Uber o Lyft. En los próximos 20 años, tendrán automóviles autodirigidos de todos modos, así que no tendremos que preocuparnos por ello", concluyó el juez.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorInstituto Duartiano pide retirar restos de Pedro Santana del Panteón Nacional
SiguienteAllanan residencia de Luisa Ortega Díaz, exfiscal general de Venezuela