El “polvillo” proveniente del proceso perjudica el desarrollo de la cosecha

Azua, RD.- Parientes de la propietaria de una finca, ubicada próximo a una grancera en la comunidad de Guayabal, en Azua, denunciaron esta compañía no solo causa daños con la extracción de materiales, sino que perjudica también la agricultura con el procesamiento de estos materiales.

En la finca se cultiva limones, pero supuestamente el “polvillo” proveniente del proceso de materiales en la grancera, perjudica el desarrollo de la cosecha.

Puntualizaron que dicha grancera está situada en el municipio de Padre Las Casas y que su contaminación ambiental está causando grandes daños a la agricultura.

Indicaron que sí el ministerio de Medio Ambiente no procede contra la compañía Malespín, se verán obligados a levantarse como un solo hombre y pondrán freno a este tipo de atropello.

Por: Marcos Lorenzo