En Sermón de las 7 Palabras, sacerdotes critican el aborto, la desigualdad, el desempleo y las cancelaciones

7 Palabras

Santo Domingo RD.- La Iglesia Católica en su Sermón de las 7 Palabras este Viernes Santo reitero su crítica al aborto, el desempeño de los funcionarios, la desintegración familiar, la inmoralidad, y las masivas cancelaciones.

Los sacerdotes condenaron la distorsión de informaciones en algunos medios y de los últimos hechos que involucran a la policía, de quienes entienden no pueden pagar justos por pecadores.

El sacerdote Pelagio Antonio Taveras, al dar lectura a la primera palabra que analiza la expresión de Jesucristo en la cruz: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” deploró el endeudamiento del país por parte de las autoridades, alegando que este déficit se ve reflejado en los altos impuestos que pagan los ciudadanos.

Criticó que sean entregadas por las autoridades las riquezas naturales del país a intereses foráneos con contratos amañados y el pueblo no puede disfrutar de esas riquezas que le pertenecen. Habló de la exoneración del pago de energía y combustible a las grandes empresas, mientras que los dominicanos pagan altos precios por esos servicios.

Lamentó el poco control para el contenido difundido por los medios de comunicación, deficiencia en los centros de salud, falta de medicamentos, caos en el transporte, y la burocracia en los transmite de cualquier papeleo. Y los sueldos escandalosos de funcionarios.

"Es escandaloso escuchar la música que se compone hoy y uno se pregunta ¿y no hay quién controle el contenido que se difunde por los medios de comunicación?"

Criticó además, la deficiencias de los principales centros de salud del país y la escasez de los medicamentos para los pobres.

“Padre perdónalos pero ellos sí saben lo que hacen. Cuando los hospitales no tienen medicamento para los pobres y los equipos materiales para atender a la gente dignamente”.

Reprochó la mala atención dada en las instituciones públicas y en los principales servicios que por derecho deben darse a los dominicanos como son el transporte, la educación y la salud.

“Perdónalo pero sí saben lo que hacen cuando ofrecen sus servicios de pésima calidad en oficinas públicas, hospitales, escuelas, transporte cuando el pueblo merece dignidad”, expresó.

En ese orden, precisó que se mantiene un caos en el transporte y no se implemente el cumplimiento civilizado de las leyes convirtiendo las ciudades en una selva de cemento y metal, “a veces pensamos que no hay voluntad para organizar las ciudades que caos en el transporte”.

Antonio Taveras manifestó que en el país se burocratiza excesivamente los trámites para los ciudadanos realizar cualquier papeleo.

“Padre perdónalo pero ellos sí saben lo que hacen cuando se permite que todo el que quiera entre al país sin reciprocidad en el trato con otras naciones”.

La segunda palabra fue leída por el padre, Tomas García, quien dijo que República Dominicana es una marca país que debido a la corrupción, la desigualdad social y la pandemia del coronavirus se ve alejada del paraíso prometido por Jesús.

En la tercera palabra: “He aquí a tu hijo, he ahí a tu madre”, el sacerdote Lucas Burato, criticó al hombre moderno que perdona el aborto y la eutanasia y no permite que nazcan niños especiales, quienes también tienen derecho merecen vivir.

Deploró que el hombre moderno prefiera el divorcio y construir riquezas antes que edificar su la familia.

“Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado”, en esta cuarta palabra, el padre Joel Villafaña deploró el abandono social que vive la sociedad dominicana en general. Durante su intervención en el Sermón de las Siete Palabras pronunciado por los representantes de la Iglesia Católica, en la Catedral Primada de América, destacó la labor de los policías que hacen su trabajo, de esos que son mal pagados a pesar de que deberían de ser tratados como héroes por arriesgar sus vidas.

“Y aunque hoy lamentamos un hecho trágico, provocado por miembros de la misma Policía y aunque la reforma de la Policía como de todas las instituciones se hace necesaria, no podemos dejar de respetar y valorar e incluso intentar ayudar a quienes tienen el deber de ayudarnos”.

El sacerdote, quien critico el abandono familiar, propone la despolitización gradual de las instituciones dominicanas, para que no haya que vivir el drama de las cancelaciones masivas cuando haya cambio de gobierno. Imploró no olvidarse de las cárceles, ni de los extranjeros que viven en el país.

El reverendo Apolinar Castillo, durante la proclama de la quinta palabra, “tengo sed” expresó este viernes que los medios de comunicación realizan un juego mezquino de descalificaciones, el cual empobrece a la sociedad y someterla a la prepotencia del más fuerte.

“En ese juego mezquino de las descalificaciones hemos podido comprobar en nuestros medios que el debate es manipulado hacia el estado permanente de cuestionamiento y confrontación no se recoge la verdad y sus valores. Es una manera de empobrecer a la sociedad y someterla a la prepotencia del más fuerte”.

Durante la sexta palabra del Sermón, el padre Victoriano de la Cruz, invitó a la población a ser perseverantes como lo fue Jesucristo y dijo que la gente ya no quiere luchar por una mejor sociedad porque creen que todo está perdido.

“Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu” séptima palabra. El padre Arsenio Ferreira, hablo del desenvolvimiento de algunos medios de comunicación, quienes a su entender están desarrollando «un ejercicio inmoral, antiético y sumamente dañino para la sociedad» con un mismo sector o grupo de “comunicadores o periodistas” dedicados al chantaje y la extorsión mediática.

Dijo que las personas que incurren en este accionar lo hacen sin ningún pudor, solo para buscar dinero.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorMujer denuncia fue atracada en su casa en municipio de Nagua
SiguienteUnos 200 barcos continúan atascados en canal de Suez, Egipto busca compensación