El coronavirus paraliza lucha contra la tuberculosis y VIH en la India

ki

480,000 personas mueren cada año por esa enfermedad infecciosa

La irrupción del coronavirus en la India seguida del mayor confinamiento del planeta ha puesto patas arriba la lucha contra el VIH y la tuberculosis, la enfermedad infecciosa que más mata en el mundo y con el país asiático en cabeza: 480.000 muertos al año, unos 1.400 al día.

La pandemia ha colocado a los afectados por ambas enfermedades, que acarrean un fuerte estigma social relacionado con la pobreza o la drogadicción, en una difícil situación, al limitar su acceso a medicamentos fundamentales para sobrevivir.

Todo el mundo está centrado en el coronavirus

Los sanitarios y voluntarios que hasta hace un mes recorrían sin descanso, muchas veces a pie o en bicicleta, los caminos sin asfaltar del campo indio a la búsqueda de nuevos casos de tuberculosis han paralizado sus actividades.

"Todas las personas dedicadas a la tuberculosis en la región, incluso en mi propia organización, están ayudando en la respuesta contra el coronavirus", explicó a Efe la directora de la Unión Internacional contra la Tuberculosis y las Enfermedades Pulmonares (The Union) para el Sur de Asia, Jamhoih Tonsing.

Pudes leer:  El papa reza por las familias en crisis por la pandemia y denuncia a...

El esfuerzo de ir casa por casa, tomando muestras de saliva y registrando cada dato no es para menos: la India registró en 2017 un cuarto de los 10 millones de casos de tuberculosis del planeta.

Según los datos del Ministerio de Salud indio, 480.000 personas mueren cada año por esa enfermedad infecciosa en el país asiático, unos 1.400 al día. De momento, la India ha superado 600 muertes por coronavirus y roza los 20.000 casos confirmados.

Los expertos alertan de que servicios fundamentales como las cadenas de distribución de medicamentos se han visto impactadas por el foco de las autoridades indias en la COVID-19 y el estricto y súbito confinamiento ha impactado especialmente a los más pobres.

"Respecto a la tuberculosis, lo que hemos visto es que los servicios básicos están más o menos funcionando. Pero los servicios adicionales se han visto fuertemente afectados", atestiguó Tonsing.

Los laboratorios que prueban muestras de saliva siguen abiertos, pero no sirven de mucho si la gente no puede acceder a ellos, y la detección de nuevos casos ha caído en picado.

Según datos oficiales, la India detectó 161.746 casos de tuberculosis en el mes previo a la imposición del confinamiento, el pasado 25 de marzo. Desde ese día y hasta el pasado 21 de abril, el número descendió hasta 41.119.

Fuente: EFE

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorMasturbación, segregación por sexos o "Gran Hermano" contra el COVID-19
SiguientePresidente de los Yanquis no ve práctico jugar sin aficionados