El asedio policial es otro problema que compite negativamente

Santo Domingo, RD.- La falta de empleos y la delincuencia son dos de los principales problemas que afectan a los residentes en el sector de Capotillo, en el Distrito Nacional, escenario de las más intensas luchas reivindicativas de la nación desde la década de los años 70.

El populoso sector Capotillo, en la zona norte del Distrito Nacional, es el reflejo de un alto porcentaje de los barrios pobres del país.

Y es que la falta de oportunidades para adolescentes y jóvenes se convierte en el principal incentivo para la delincuencia común y organizada que afecta a este sector.

El asedio policial es otro problema que compite negativamente con la falta de empleos y programas que motiven a la educación y al deporte.

Para algunos la pobreza no ha sido una excusa para salir a las calles a delinquir, sino que han buscado alternativas para ganar el sustento diario de sus familias.

Un caso que puede tomarse como ejemplo es José Antonio Cabrera, de 43 años. Casado y con nueve hijos, ante la falta de trabajo formal, se dedicó a la venta de empanadas.

En Capotillo, cada cierto tiempo surge un brote de violencia. Esta semana la Policía desmanteló una supuesta banda delictiva dedicada a cometer robos y atracos, pero algunos aseguran que el barrio está tranquilo.

Los consultados piden al gobierno que implemente programas de desarrollo para la juventud, en aras de superar la precaria situación en la que viven.

Por: Rafael Lara