Una olla hirviendo desde que se descubrieran irregularidades en el manejo

Santo Domingo RD.- La Cooperativa de Servicios Múltiples de la Federación de Trabajadores de la Salud del IDSS (COOPFENATRASAL), se ha convertido en una olla hirviendo desde que se descubrieran irregularidades en el manejo de los dineros de sus socios por parte de una directiva. El programa Nuria Investigación Periodística realizó la siguiente historia.

Luego de que Pedro Juan Lara, presidente del Consejo Administrativo de COOPFENATRASAL, anunciara en junio del 2015 en la prensa que se entregarían RD$30 millones de pesos de excedentes correspondientes a los años 2010, 2011, 2012 y 2013 a sus socios, los trabajadores se entusiasmaron. Sin embargo, el dinero nunca llegó a sus manos.

Más de dos mil socios quedaron esperando por los montos que le correspondían de esos excedentes, no obstante, estos dineros que se suponían llegar a manos de los asociados nunca llegaron y a las interrogantes y cuestionamientos de los socios, la directiva, presidida por Pedro Juan Lara y el Tesorero Carlos González fueron suspendidos el 16 de diciembre del 2015 debido a violaciones en sus funciones.

La empresa encargada de realizar esta auditoria fue De León, Vidal & Asociados, SRL. El trabajo realizado por la firma auditora destapó muchísimas irregularidades que posteriormente fueron ratificadas por el Instituto de Desarrollo y Crédito Cooperativo (IDECOOP).

A la hora de verificar la emisión de cheques para pagos en efectivo de los excedentes por un monto total de RD$ 28 millones 650 mil pesos, correspondientes a los años comprendidos entre 2010 y 2013, esto no se pudo hacer por ningún medio debido a que la documentación desapareció.

Claramente en las cámaras se pueden observar como algunos empleados salen por la puerta de atrás con cajas y lo que parecen ser archivos con documentos. No obstante a las pruebas y la comunicación del secretario, ni la directiva de la cooperativa ni el IDECOOP actuaron judicialmente contra los denunciados.

Pero sorprende más el caso del IDECOOP que supone ser el ente regulador y fiscalizador de las Asociaciones Cooperativas.

Pero más grave aún es la desaparición de documentos, que también afectó los registros contables de las reservas legales y estatuarias correspondientes al período fiscal del 31 de diciembre del 2014.

Mientras tanto, los trabajadores se ven afectados, como son los casos de Alejandro Figuereo Cuello de 77 años y María Vargas Luzón, dos de los querellantes con más de 20 años como socios en la cooperativa.

A pesar de que el ente regulador IDECOOP ratificó la auditoría de la empresa De León, Vidal & Asociados, SRL, que también en el último punto en las observaciones generales establece que la Coopfenatrasal hizo una contabilización errónea del Impuesto a las Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS), es decir, que pudo incluso haber estafa al Estado dominicano; estas denuncias tampoco fueron convertidas en querella y llevada a la justicia.

Luego de que Aníbal García Duvergé, presidente entonces del IDECOOP y la secretaria y asesora legal del Consejo de Directores, Xiomara Cruz Rodríguez, reestructuraron la directiva el 16 de diciembre del 2015, el caso quedó prácticamente en un limbo.

No fue sino hasta iniciada la nueva gestión de Julio Mariñez como presidente del IDECOOP, que se realizó una Asamblea Extraordinaria el 28 de diciembre del 2016 en la que 138 socios, cada uno en representación de 25 miembros de la Cooperativa, determinó que 10 socios podrían querellarse legalmente contra la directiva compuesta por Pedro Juan Lara, Escarlen Irrizarri, María de Jesús Pérez, Carlos Manuel Gonzales, Rafael Pérez, Minario Encarnación, Eduardo Charles y Felicia Polanco.

Así que con la complicidad del IDECOOP y su falta de acción sólo les queda a los socios de esta cooperativa esperar por el Ministerio Público.

Sobre el proceso legal, pudimos confirmar que la querella interpuesta por los socios a través de sus abogados en la Procuraduría del Distrito Nacional, fue en principio archivada por la procuradora adjunta Gladys Cruz Carrillo, debido a un error en el procedimiento de la querella.

Cuando investigamos en el Ministerio Público, Yeni Berenice, Procuradora Fiscal del Distrito Nacional nos informó que el archivo provisional de esta querella es revocable, y que la fiscalía dará aquiescencia a esta revocación en virtud de los nuevos elementos aportados por los querellantes.

Es posible, que en los próximos meses el principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde, se haga realidad, y por encima de todo prime la justicia y la igualdad.