Dejan de buscar en el mar a hombre que presuntamente asesinó a sus dos hijas en Tenerife

Buque del Instituto Español de Oceanografía Ángeles Alvariño

Desde hace un mes, un buque oceanográfico rastreaba las áreas en las que se encontró el cadáver de Olivia

Un juzgado de la isla española de Tenerife, en el archipiélago atlántico de Canarias, autorizó este jueves el cese de la búsqueda en el mar de Tomás Gimeno y de su hija Anna, de 1 año, a quien presuntamente asesinó junto a su hermana Olivia, de 6, y arrojó al agua antes de suicidarse.

Desde hace un mes, un buque oceanográfico rastreaba las áreas en las que se encontró el cadáver de Olivia, el pasado 11 de junio, y la zona en la que se perdió la señal del teléfono móvil de Gimeno con la esperanza de localizar el cuerpo de Anna y de su supuesto asesino.

La decisión del juzgado de Violencia sobre la Mujer que instruye el caso entiende ahora que las labores de búsqueda han dado todos los frutos que la tecnología ha permitido, pero la orografía del fondo marino donde debería continuar es inabordable e inaccesible.

Fruto de esas labores en este tiempo se han producido varios hallazgos, entre ellos el cuerpo de la pequeña Olivia a una profundidad de 888 metros dentro de una bolsa de deporte unida a un ancla.

Localización Tenerife

El 21 de junio se localizó una botella de aire comprimido portátil, usada para practicar submarinismo, a una profundidad de 1.331 metros, y ese mismo día el buque encontró una segunda botella idéntica a la anterior, a la misma profundidad.

Se buscó también el cinturón de plomos, con el que supuestamente Gimeno pudo hundirse, pero no pudo hallarse.

El informe presentado ayer al juzgado por los responsables del buque concluía que los trabajos que debía emprender ahora era "completamente inabordable", dada la profundidad de la zona.

Anna y Olivia desaparecieron el pasado 27 de abril con su padre, después de que éste no las devolviera a la madre, como tenían pactado.

El padre de las menores fue visto por última vez en la marina de Santa Cruz de Tenerife cargando su lancha con varias bolsas y llegó a zarpar hasta en dos ocasiones, aunque nunca fue visto con las niñas.

Al día siguiente, la embarcación del hombre fue localizada vacía, a la deriva y sin ancla enfrente del puerto.

Fuente: EFE

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorEstrellas contratan al as entre lanzadores cubanos
SiguienteAdán Cáceres llega a Corte de Apelación con biblia en manos