Cuatro pacientes graves de coronavirus se recuperan gracias a tratamiento con plasma convaleciente en Italia

paciente

El primero de la serie de salvados por aquella institución regresó a su hogar donde se repone tras permanecer intubado

El primer paciente italiano tratado y recuperado con plasma convaleciente retornó a su hogar el pasado lunes, luego de estar “al borde del abismo” tras contraer coronavirus y pasar varias semanas hospitalizado.

De 53 años, el hombre fue atendido con esa técnica en el Hospital Carlo Poma de Mantua, Lombardía.

Según quienes lo trataron, Mauro -tal como se lo identificó- no presentaba problemas cardíacos, pulmonares o alguna enfermedad previa. Sin embargo, estuvo a punto de morir. A él le siguieron otros tres enfermos que fueron dados de alta en las últimas horas.

Además de Mauro y los otros tres curados, 14 positivos más muestran signos de recuperación, de acuerdo al diario La República que agrega que el protocolo utilizado allí fue requerido en los Estados Unidos e Inglaterra.

El primero de la serie de salvados por aquella institución regresó a su hogar donde se repone tras permanecer intubado y sedado durante varios días, un procedimiento normal para aquellos enfermos graves de COVID-19.

Mauro fue el primer paciente que se prestó al tratamiento de plasma convaleciente, cuyos protocolos fueron realizados en el Hospital San Matteo, en Pavía, y llevados adelante por el inmunólogo Cesare Perotti.

El médico especialista en enfermedades de transmisión infecciosa indicó que los demás contagiados positivos que tengan dificultad para respirar también serán atendido bajo este procedimiento.

Giuseppe De Donno, el médico que atendió a Mauro, se mostró inmensamente satisfecho con la recuperación de su paciente de quien dijo estuvo al borde de la muerte. “Hoy renazco por segunda vez”, le dijo al especialista el hombre de la Lombardía que pudo volver a ver a sus hijos tras permanecer en cuidados intensivos durante más de dos semanas. “No sólo me devolvió la vida, sino también a mis hijos. Es un arco iris sobre nuestras vidas”, agregó.

“Es un método que ya se usó en el pasado, contra el SARS y el MERS, contra el Ébola. Pedí el visto bueno al Centro Nacional de Sangre el 3 de marzo, luego esperé la aprobación del Instituto Superior de Salud. No quiero triunfalismos, todavía estamos en su infancia. Hasta ahora hemos recogido el plasma de 27 donantes”, señaló Perotti, cauto pero esperanzado.

Fuiente: Infobae

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorSanders se retira de la carrera por la Casa Blanca y deja vía libre a Biden
SiguienteHospital Salvador Bienvenido Gautier busca otra vía para enviar pacientes con síntomas Covid-19 tras residentes del entorno imponerse