12 candidatos asesinados y 234 agresiones a políticos: cifras de violencia en proceso elecciones intermedias en México

Desde el Gobierno mexicano afirman que la violencia política en las campañas no es un asunto generalizado en todo el territorio

México organiza los comicios intermedios más grandes de su historia con la amenaza incesante de la violencia. Desde el pasado 4 de marzo, cuando el Gobierno federal anunció una estrategia para proteger a los aspirantes durante el actual proceso electoral, han sido asesinados 12 candidatos a puestos de elección popular en el país latinoamericano.

En estos 58 días, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) registró 234 amenazas o agresiones contra candidatas y aspirantes que aspiran a uno de los más de 21.000 cargos de elección popular, que se renovarán en México el próximo 6 de junio. Esto representa, en promedio, que cada día se cometen cuatro actos violentos contra políticos.

Los candidatos que compiten en el ámbito local (presidenciales o juntas municipales, ayuntamientos, alcaldías y Congresos locales) son quienes registran el 82 % de las solicitudes de ayuda a la SSPC. En cambio, el 18 % restante de los casos de violencia están dirigidos a políticos que aspiran a la Cámara de Diputados o a una de las 15 gubernaturas en juego.

Plan contra la violencia política
El Gobierno mexicano comenzó la implementación de este plan de seguridad ante la amenaza latente del crimen organizado. Esta estrategia consiste en realizar mesas de trabajo entre autoridades y partidos políticos para compartir información sobre aspirantes con vínculos delincuenciales, así como para coordinar acciones preventivas en casos de amenazas y posibles agresiones contra aspirantes.

Cuando se presentó el plan, la secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez, apuntó que harían lo necesario para proteger a los aspirantes y para que los ciudadanos, con su voto, fuesen los que decidieran las elecciones y no "los grupos de intereses creados y de la delincuencia organizada".

El Gobierno federal intentó parar la inercia de violencia política registrada entre septiembre de 2020 y febrero de 2021, cuando se registraron "73 delitos relacionados con acontecimientos políticos", que incluyeron el asesinato de 64 personas.

A partir de la implementación del plan, la SSPC determinó el reforzamiento de seguridad de 65 aspirantes, de los cuales, seis son políticos que compiten para las gubernaturas.

Desde el Gobierno mexicano afirman que la violencia política en las campañas no es un asunto generalizado en todo el territorio. Del total de reportes de amenazas o agresiones que contabiliza la SSPC, el 48 % se concentra en seis estados del país: San Luis Potosí, Tamaulipas, Veracruz, Jalisco, Guerrero y Oaxaca.

Principales víctimas
El Gobierno federal afirma que la violencia se concentra en los lugares en los que "la delincuencia organizada y la delincuencia de cuello blanco buscan influir políticamente". Hasta ahora, han iniciado 92 carpetas de investigación por estos hechos.

Por su parte, la consultora Etellekt documentó que el 75 % de los políticos asesinados —de un total de 68 homicidios registrados por la firma entre septiembre de 2020 y el 10 abril de 2021— eran opositores al partido o coaliciones que gobiernan en los estados.

Fuente: RT

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorSecretario de Estado de EE.UU. Antony Blinken sostiene reunión con canciller Roberto Álvarez
SiguienteIncendio cárcel de La Romana: Recluso que murió estaba acusado de cortarle la mano a un pelotero