Sixers se ponen 2-1 en la serie tras recuperar la ventaja de campo

Sixers se ponen 2-1 en la serie tras recuperar la ventaja de campo

El cuarto partido se volverá a jugar en Atlanta el próximo lunes por la noche.

Atlanta, EE.UU .- Todo volvió a la normalidad en la semifinal de la Conferencia Este con el triunfo que los Philadelphia Sixers consiguieron este viernes a domicilio por 111-127 ante los Atlanta Hawks en el tercer partido de la serie que disputan al mejor de siete y ahora dominan 2-1.

El cuarto partido se volverá a jugar en Atlanta el próximo lunes por la noche.

Tras la derrota sorpresa sufrida en el primer partido disputado en Filadelfia, los Sixers se han recuperado y lograron su segundo triunfo consecutivo después de tener de nuevo el apoyo del pívot camerunés Joel Embiid que coqueteó con un triple-doble después de anotar 27 puntos, capturó nueve rebotes y repartió ocho asistencias.

Embiid, jugando con una rotura de cartílago en su rodilla derecha, también tuvo protagonismo a la hora de poner tres tapones y ser el líder del equipo esa faceta del juego.

El alero Tobias Harris también mantuvo su consistencia al aportar 22 puntos, ocho rebotes y cinco asistencias, mientras que el base australiano Ben Simmons llegó a los 18 tantos, además de dar siete pases de anotación.

Harris se golpeó la parte posterior de la cabeza con una cámara mientras caía en la línea de fondo con 9:16 restantes en el último cuarto. Harris se marchó después de ser revisado por los entrenadores y regresó al juego.

La brillantez en el juego individual y colectivo de los Sixers, tuvo una excelente aportación del banquillo con 48 puntos, hizo que siempre estuviesen en control del ritmo del partido y del marcador que les permitió acabar con la racha de 13 triunfos consecutivos que tenían los Hawks en su campo.

La última derrota de los Hawks en su campo del State Farm Arena, que esta noche registró una asistencia oficial de 16.888 aficionados, fue el pasado 15 de abril contra Milwaukee Bucks.

La racha de 13 victorias consecutivas en casa fue la racha activa más larga de la NBA.

El alero turco Furkan Korkmaz con 14 puntos, incluidos tres triples de seis intentos, fue el sexto jugador de los Sixers, mientras que el veterano pívot Dwight Howard acabó con 12 tantos (4-5, 0-1, 4-5) y seis rebotes que fueron decisivos.

Los Sixers, que acabaron la temporada regular con la mejor marca de la Conferencia Este, se colocaron hasta con 22 puntos de ventaja y no bajo de los 10 tantos durante toda la segunda mitad, sin darles nunca opción a los Hawks a meterse en el partido e intentar la victoria.

La última ventaja que los Hawks tuvieron en el marcador fue con el parcial de 11-10.

El base Trae Young lideró a Atlanta con 28 puntos y ocho asistencias encabezó el ataque de los Hawks, pero nunca pudo ser factor ganador como había sucedido en el primer partido.

Tampoco lo fueron el ala-pívot John Collins, que acabó con 23 puntos y siete rebotes, mientras que el escolta serbio Bogdan Bogdanovic llegó a los 19 tantos como tercer mejor encestador de los Hawks.

El pívot suizo Clint Capela tampoco hacer nada ante la superioridad de los hombres altos de los Sixers y aunque capturó 16 rebotes, apenas pudo anotar ocho puntos y no impidió que Embiid y Howard acabasen siendo factores ganadores.

Después de liderar 60-65 al comienzo del tercer período, Filadelfia tomó el mando con una racha de 11-0. Los 76ers superaron a los Hawks 34-19 en el tercer período.

Simmons tuvo dos canastas durante la racha encestadora, incluido un parcia de 60-76.

Atlanta no pudo recuperar el impulso cuando los Sixers ampliaron la ventaja a 20 puntos, 93-73, al final del período.

Embiid, quien enfrentó constantes equipos dobles de la defensiva de Atlanta, acertó 12 de 16 tiros libres y volvió a dar otro susto en el tercer cuarto cuando cojeó con la expresión de sentir dolor después de capturar un rebote.

El pívot estelar camerunés pareció pisar torpemente el pie de Capela, pero se mantuvo en el partido.

El entrenador de los Hawks, Nate McMillan, pidió un comienzo fuerte que eludió a su equipo en la derrota del segundo partido. En cambio, sería Filadelfia el equipo que se basó en una fuente de anotación que hizo la diferencia en el marcador y la marcha del encuentro.

Korkmaz, quien anotó un total combinado de siete puntos en los dos primeros partidos de la serie, anotó 11 puntos en el período de apertura mientras hacía dos triples, y agregó otros 3 en el cuarto periodo.

Los Sixers ampliaron la ventaja a 11 puntos en el segundo período antes de conformarse con una ventaja de 56-61 en el medio tiempo.

El escolta-alero Danny Green sufrió una distensión en la pantorrilla derecha a menos de cuatro minutos de juego y no regresó por lo que tuvo que ser Matisse Thybulle, su reemplazo, y acabó con siete puntos y dos recuperaciones de balón.

El entrenador de los Sixers, Doc Rivers, reiteró que su felicidad cuando llega a Atlanta, donde se siente "genial", dado que fue la ciudad y el equipo de los Hawks (1983-1991) con quienes comenzó su carrera profesional y todavía tiene en su haber la mejor marca de equipo de todos los tiempos con 3.866 asistencias.

Fuente: Agencia EFE

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorEntrenador francés: "La ambición no debe convertirse en exceso de confianza"
SiguienteLa primera coordinadora de Juventud para la UE quiere empoderar a los jóvenes