Doncic en Tokio con 48 puntos en la victoria ante Argentina

Luka Doncic sigue dando pasos de leyenda. Sí, son solo 22 años y aún tiene mucha carrera por delante, pero es que su talento no entiende de edades.

Luka Doncic sigue dando pasos de leyenda. Sí, son solo 22 años y aún tiene mucha carrera por delante, pero es que su talento no entiende de edades o momentos; este mago esloveno simplemente juega al baloncesto como si hubiese sido tocado por un ángel.

Tras deslumbrar a todos en un torneo Preolímpico que dominó de principio a fin, ahora llegaba el debut en unos Juegos Olímpicos. Era un reto importante. Doncic aterrizaba con un balance de 13 victorias y 0 derrotas desde que empezó a jugar con su selección –ojo a esto–, pero tener delante a Argentina, la subcampeona del mundo, amenaza su hegemonía en el panorama internacional. ¿Le pesó el escenario? La duda ofende.

Haciendo lo que siempre hace, lo que sabes que va a hacer pero no puedes evitar, el base de los Mavericks fue una pesadilla para la selección Argentina. Al final del primer cuarto llevaba 17 puntos, al descanso eran 31 y con la bocina final la exhibición alcanzaba los 48… Con tal tormenta perfecta la selección albiceleste no pudo más que capear lo que se le venía encima y minimizar daños. Eslovenia llegó a estar 30 puntos arriba y ni los 23 de un eterno Luis Scola sirvieron para que pudiesen competir por la victoria.

Doncic acabó con 48 puntos, 11 rebotes, 5 asistencias y 3 tapones. El partido concluyó con un 118-100 a favor de los balcánicos. Poco más que decir. Toca disfrutar del genio de Liubliana.

“Luka Doncic hizo lo que quiso cuando quiso. Le ofrecimos el tiro, lo tomó y lo metió. Le ofrecimos el pase y asistió. Le ofrecimos ir para dentro, fue y anotó. Podría haber anotado 60 puntos si hubiese querido”, comenta Sergio Hernández, seleccionador de Argentina.

Rompiendo récords

Así es. El partido de Doncic le sirvió para entrar con letras de oro en la historia de los Juegos Olímpicos. Sus 48 puntos en 31 minutos le han llevado a conseguir todo esto:

  • Supera los 38 puntos que hizoRadivoj Korac en 1960 para lograr así la mayor anotación de un jugador de la antigua Yugoslavia.
  • Logra la segunda máxima anotación de la historia tras Oscar Schmidt (Brasil) en 1988 con 55 puntos, e igualando los 48 de Ed Palubinskas (Australia) en 1976.
  • Consigue la máxima anotación de su carrera, la cual estaba hasta ahora en 46 con Dallas Mavericks.

Rivales de España

Este es un aviso para la selección española. Los de Sergio Scariolo debutan en breve ante Japón, un compromiso en el que no pueden fallar, ya que seguidamente llegará la hora de verse las caras con Argentina y Eslovenia (por este orden). Los sudamericanos encararán ese encuentro ante España con la necesidad de ganar para evitar quedar terceros y tener que esperar el resultado de otros grupos. Eslovenia es probable que ya esté clasificada para cuartos de final, pero no vemos a Doncic bajando el ritmo.

 

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

AnteriorGabriel Arias sustituye a Diego Goris en roster olímpico
SiguienteBeatriz Pirón: "Empecé a entrenar con 48 días de haber dado a luz"