Michael Schumacher pasará otra vez por el quirófano: cómo es el tratamiento especial para la leyenda de la F1

COMPARTIR

El ‘Káiser’ sufrió lesiones cerebrales graves producto de la caída que tuvo mientras esquiaba en los Alpes franceses

Luego de varios meses sin saber sobre la salud de Michael Schumacher, se supo que el ex piloto alemán, siete veces campeón del mundo de Fórmula 1, pasará nuevamente por el quirófano en los próximos días para someterse a un tratamiento con células madre que apunta a regenerar su sistema nervioso central.

A 6 años y medio de su grave accidente de esquí, Schumacher quedará otra vez en manos del cirujano especializado en cirugía coronaria Philippe Menasché, según la información publicada este miércoles por el medio italiano Contro Copertina.

Este prestigioso médico, director del Hospital Georges-Pompidou de París, ya atendió a ‘Schumi’ a fines del año pasado con inyecciones intravenosas de un cóctel de secreciones terapéuticas preparadas en laboratorio a parir de células cardíacas muy jóvenes, que a su vez provienen de células madre especiales.

El objetivo de la intervención a la que legendario piloto de 51 años ya se sometió el año pasado en la capital francesa es obtener un efecto antiinflamatorio en todo el organismo. En declaraciones publicadas por el citado periódico italiano, el neurocirujano Nicola Acciari aseguró que Schumacher sufre atrofia muscular y osteoporosis a causa de la imposibilidad de realizar actividad física.

“En los últimos 20 años, la ciencia ha progresado enormemente en el campo del tratamiento con células madre. Pero eso no cambia el hecho de que todavía sabemos poco sobre el cerebro humano. No podemos predecir qué resultados traerá el tratamiento”, advirtió Acciari, quien trabaja el Hospital Bellaria de Bolonia.

El ‘Káiser’ sufrió lesiones cerebrales graves producto de la caída que tuvo mientras esquiaba en los Alpes franceses y despertó del coma seis meses después del accidente. De la clínica fue trasladado a un centro de rehabilitación en Lausana (Suiza) y de ahí al chalet familiar de Gland, acondicionado por la mujer del piloto, Corinna Betsch, para brindarle la atención que precisa.

Desde que se accidentó aquel 29 de diciembre de 2013, la salud de Schumacher se ha convertido en un asunto privado y su familia ha soportado la presión mediática, especialmente en las semanas siguientes al accidente, cuando la prensa mundial permanecía de guardia en la clínica de Grenoble (Francia).

Recientemente, el brasileño Felipe Massa dijo haber visitado a Schumacher en su casa de Suiza y se limitó a calificar su actual situación de “complicada”.

Fuente: Infobae

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

AnteriorTras protestas, Estados Unidos registra incremento de casos por Covid-19
SiguienteCuñado de candidato a diputado dice este se suicidó por depresión