La obra tuvo una inversión de 110 millones de dólares

Santo Domingo, RD.- La contaminación existente en el río Isabela y Ozama ve un respiro a raíz de la Planta de Aguas Residuales del río Ozama, que ha tenido un impacto medioambiental positivo.

Unos 27 millones de galones de agua tratada vuelven totalmente limpia al río Isabela.

El elevado grado de contaminación, desechos sólidos e insalubridad en el Rio Isabela que se ve a simple vista, motivo a la construcción de la demandada obra que busca depurar las aguas residuales y el saneamiento de ese afluente y el Ozama.

El caudal para la primera etapa beneficia a una población superior a los 450,000 habitantes, ubicadas en la margen norte del Distrito Nacional, y en el municipio Santo Domingo Norte, en una segunda etapa.

La obra tuvo una inversión de 110 millones de dólares y un retorno en cinco años en producción de salud, abono, energía y arena, beneficiando a decenas de barrios y sectores del Distrito Nacional.

Durante un recorrido por la obra que cuenta con tecnología de punta, se observó el proceso de tratamiento que se realiza desde la estación de bombeo hasta la planta depuradora de agua, que finamente son depositadas de manera limpia a los ríos.

Sectores que se beneficiaran con planta de tratamiento

Entre los sectores beneficiados están en el Distrito Nacional, Cristo Rey, Ensanche Miraflores, Ensanche Luperón, Villas Agrícolas, San Juan Bosco, Las Cañitas, Vila Juana, 24 de Abril, Cuesta Hermosa I y II, Villa Consuelo, Simón Bolívar, Cerros de Arroyo Hondo.

Una segunda etapa beneficiara a Sabana Pérdida, Villa Mella y Los Guaricanos, entre otros.

Por: Frankelvin Sánchez