Italia permitirá la pastilla abortiva sin hospitalizar y hasta novena semana de gestación

COMPARTIR

Las antiguas normas permitían suministrar el fármaco únicamente durante las primeras siete semanas

Italia permitirá suministrar a las mujeres en todo el territorio la píldora abortiva sin necesidad de que sean hospitalizadas y hasta la novena semana de gestación, avanzó hoy el ministro italiano de Sanidad, Roberto Speranza, un anuncio que ha generado debate en el país.

El departamento de Sanidad presentará en breve las nuevas políticas sobre la administración de la píldora abortiva RU-486 (mifepristona), con la intención de que se aplique por igual en todo el territorio nacional.

Speranza, del partido de izquierda Libres e Iguales, explicó en las redes sociales que las nuevas normas, "basadas en evidencias científicas", permitirán el aborto médico o farmacológico en un mismo día en el hospital y hasta la novena semana de gestación.

"Se debe hacer en un día en el hospital, en centros públicos o privados, y las mujeres podrán volver a casa media hora después de tomar el medicamento", detalló en el diario "La Repubblica" acerca de una decisión que ha contado con el asesoramiento del Consejo Superior de la Sanidad.

Las antiguas normas permitían suministrar el fármaco únicamente durante las primeras siete semanas sin menstruación y aconsejaban unos tres días de hospitalización.

Daban libertad de decisión a los gobiernos regionales sobre el tiempo de ingreso hospitalario, por lo que en varias zonas de Italia se ha permitido que se hiciera en el mismo día, pero no en todas.

En junio en la región de Umbria (centro del país), gobernada por la ultraderechista Liga, se aprobó un documento que obligaba a las mujeres a ser hospitalizadas tras tomar la pastilla, una decisión que suscitó numerosas protestas.

La nueva decisión del Ministerio de Sanidad ha generado reacciones encontradas.

Así, fue aplaudida por algunos miembros de la coalición del Gobierno, del antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5S), el Partido Demócrata (PD) y otras fuerzas de izquierda.

También la secretaria del sindicato CGIL en Umbria, Barbara Mischianti, agradeció las movilizaciones de las mujeres de los últimos meses para reclamar que no se impidiera el aborto farmacológico, consideró esta iniciativa "un resultado importante" y pidió al Gobierno regional la suspensión "inmediata" de la norma "liberticida" que obliga a la hospitalización.

Fuente: EFE

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

AnteriorEE.UU. se acerca a los cinco millones de casos mientras Trump sopesa medidas económicas
SiguientePLD deja al libre albedrío a legisladores para elegir voceros en Congreso Nacional